El incendio de Tasarte está controlado

26/02/2020

Solo arden algunos tocones y troncos en el cortijo de Inagua y el barranco de Lina. La extinción tardará varios días y no se producirá hasta que haya humo cero

Las Palmas de Gran Canaria

Sobre las 11.00 horas de ayer quedó oficialmente controlado el incendio forestal declarado el sábado pasado en la Degollada de Tasarte, si bien todavía quedan tocones y troncos ardiendo que obligarán a labores de enfriamiento y vigilancia durante varios días para que el fuego se considere extinguido. Las llamas, que se dieron por estabilizadas a las 20.00 horas del martes, no llegaron al barranco de La Aldea, donde se habrían reavivado por la presencia de cañaverales, ni al cortafuegos creado en la pista de tierra de la crestería de Inagua para evitar que pasara a la otra vertiente y bajara hacia Veneguera, Mogán y las presas de El Mulato y de Las Niñas. La mejora de las condiciones meteorológicas, tan adversas hasta el martes, y la entrada en servicio de los medios aéreos resultaron claves para el control del fuego.

Sin que los dos hidroaviones del Ejército del Aire trasladados desde la Península descargaran ayer agua sobre la Reserva Natural Integral de Inagua, el dispositivo de lucha contra el incendio forestal de Tasarte logró el control del fuego que durante casi 90 horas tuvo en jaque al noroeste de Gran Canaria y amenazó con quemar 8.000 hectáreas de pinar canario de uno de los pulmones verdes de la isla. El buen hacer de los medios terrestres durante otra larga noche y el de los dos helicópteros llegados desde El Hierro y La Gomera en las primeras horas del día permitió reducir la fuerza del fuego hasta su control.

Las brigadas Bravo y Presa del Cabildo se mantienen sobre el terreno haciendo labores de vigilancia hasta que se produzca el humo cero, al igual que una dotación del Consorcio de Emergencias continúa en Tasarte para prestar labores de ayuda a los vecinos afectados por el fuego. Los efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) que trabajaron codo con codo con ellos desde la noche del sábado recibieron la orden de retirarse a las 14.00 horas de ayer. La carretera GC-605 de acceso a la presa de Las Niñas también ha sido reabierta.

Durante la noche del martes al miércoles logró reducirse el fuego a unos 30 tocones en el cortijo de Inagua y 9 en el barranco de Lina. Sobre ellos centraron su actividad los helicópteros en las labores de lucha contra las llamas. El hecho de que sigan ardiendo algunos troncos de pinos caídos centra ahora la preocupación del dispositivo. Podrían fracturarse mientras se queman y rodar parcialmente ladera abajo reavivando así el fuego.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, agradeció la colaboración de los ayuntamientos y los gobiernos canario y central en un dispositivo controlado siempre por el Cabildo al no pasar de nivel 1.