El Cabildo borra 861 grafitis de la GC-1 y GC-2 y brotan 105 nuevos

24/02/2020

La retirada costó 327.000 euros y tardó 8 meses. Ceser y Saker, los más activos

ETIQUETAS:

Las Palmas de Gran Canaria

Hasta 105 de los 861 grafitis borrados por el Cabildo en el entorno de la autovías del Sur y del Norte, 555 en la GC-1 y 276 en GC-2, desde junio del año pasado con una inversión de casi 327.000 euros han vuelto a ser pintados, en buena medida por los mismos autores, según informó ayer la consejera de Política Territorial, Inés Miranda.

Los grafiteros que firman sus obras como Ceser y Saker, con 16 y 15 pintadas, respectivamente, son los que suman un mayor número de nuevos grafitis en los más de 17.000 metros cuadrados de superficie en los que se había actuado hasta la semana pasada, pero no son los únicos. Otra media docena de autores contabilizan varios grafitis y hay otros 55 sin identificar.

Miranda explicó que su departamento ha puesto estos actos vandálicos en manos de los servicios jurídicos de la corporación para que estudien la presentación de una denuncia judicial contra los autores, o bien sumarse a la denuncia ya registrada en agosto pasado, de oficio, por la Guardia Civil en base a un informe del Cabildo.

La aparición de estos 105 grafitis nuevos ha prolongado durante dos meses la ejecución de esta medida de los planes directores de embellecimiento de la GC-1 y la GC-2 y su limpieza tiene un coste estimado de 50.000 euros, agregó.

Los intentos de diálogo de Política Territorial con grafiteros de la isla para lograr su colaboración en el embellecimiento de ambas vías han resultado infructuosos, comentó Miranda, pese a ofrecerles la posibilidad de participar con sus creaciones en la mejora del entorno de las dos carreteras. «Lo hemos intentado pero no se ha llegado a un acuerdo», indicó.

Las actuaciones de limpieza de los 861 grafitis se han desarrollado a lo largo de 11 municipios atravesados por la GC-1 y la GC-2 y han consistido en la pintura de más de 15.000 metros cuadrados de muros, tratamientos abrasivos en otros 87,70 metros, picados de paramento en casi 300 y colocación de nuevas mallas de polietileno en 1.250 metros cuadrados de invernaderos.

Miranda subrayó el hecho de que los grafiteros más activos que han vuelto a pintar los espacios tratados por el Cabildo suban sus creaciones a las páginas web en las que presumen de sus obras.

Vecindario. Las tres imágenes que se observan a la izquierda corresponde, de arriba abajo, al aspecto que tenía un muro de Vecindario antes de la intervención del Cabildo, el mismo muro después de la actuación de limpieza y tratamiento cromático y la situación actual, con nuevos grafitis realizados en la pared. Lo mismo ha ocurrido en otros puntos de las dos autovías como Lomo Carballo, El Calero, Juan Grande, Bañaderos o Costa Ayala, informó Inés Miranda.

Los más activos. Los grafiteros de la isla que más firmas han vuelto a dejar en los muros y otros lienzos del entorno de la GC-1 y GC-2 son Ceser y Saker, con 16 y 15 rúbricas, respectivamente, siendo también de los que más obras tenían antes de la intervención de embellecimiento del Cabildo. En muchos casos, como se observa a la izquierda, la actuación cromática había consistido en repintar los muros del entorno aparentando códigos de barras.

861 retirados. Aunque hayan reaparecido 105 grafitis junto a las autovías del Sur y del Norte, el Cabildo ha retirado 861 pintadas en 8 meses de trabajos. Se da la circunstancia de que en alguno de los nuevos grafitis los autores han tenido la desfachatez de agradecer la limpieza del lienzo. En uno de ellos, localizado en Vecindario, dos dibujos se estrechan la mano mientras uno dice: «Gracias por repararme los muros». El otro le contesta «...de nada, máquina».