El alquiler vacacional acelera la crisis del sector extrahotelero

01/08/2019

El INE vincula el desplome de un 8% pernoctaciones extrahoteleras a la reclasificación de apartamentos este 2019 para pasarse al alquiler vacacional. La oferta de apartamentos en Pájara (Fuerteventura) cae un 16% en el último año

La salida de apartamentos del mercado de explotación turística para pasarse a la modalidad de la vivienda vacacional está acelerando la crisis del sector extrahotelero canario. El Instituto Nacional de Estadística (INE) advirtió ayer de que la caída de las pernoctaciones «a lo largo de los últimos meses (con excepción de abril de 2019, en el que tuvo lugar la Semana Santa) se debe, principalmente, a que hay establecimientos de apartamentos turísticos que se están reclasificando, pasando a ser considerados como viviendas de uso turístico y saliendo, por tanto, del ámbito de observación de la Encuesta de Ocupación de Apartamentos Turísticos (Eoap)».

El organismo no cita expresamente a Canarias, pero sí recuerda que esta comunidad es líder indiscutible en este segmento.

Y lo cierto es que el desplome de los resultados de los apartamentos isleños contrasta con un descenso mucho menos acentuado de la oferta hotelera del archipiélago, en un contexto marcado además por la recuperación de Turquía y Egipto.

En el primer semestre, las pernoctaciones en apartamentos turísticos han bajado un 6% respecto al mismo periodo de 2018, hasta quedarse en 13,6 millones. Han perdido 870.061 estancias de turistas, una cifra que supera la disminución de 805.594 pernoctaciones en el sector hotelero, lo que representa para estos últimos alojamientos un descenso porcentual muy inferior, de un 2,4%, porque su oferta supera con creces la extrahotelera.

Y solo en junio, las pernoctaciones cayeron un 8% respecto al mismo mes de 2018. Un descenso que dista del mínimo retroceso de un 0,6% de los hoteles.

El INE confirma la desaparición de unidades de alojamiento extrahotelero: en junio se contabilizaban 138.332 plazas en el archipiélago, 4.326 menos que las contabilizadas en el mismo mes del pasado año, lo que implica la pérdida de un 3% de la oferta. En enero de este mismo año se registraban más de 152.000 plazas, casi 13.700 más que seis meses después.

Y son los extrahoteleros de Fuertenventura los que más sufren la recesión: las pernoctaciones en esta isla bajaron allí un 16% en el sexto mes del año (34.240 estancias menos). Es significativo que en su principal bastión turístico, Pájara, la oferta extrahotelera haya caído un 14% respecto a junio de 2018, hasta quedarse en las 3.775 plazas. Es precisamente este municipio majorero uno de los que más ha visto crecer la oferta de viviendas vacacionales en los últimos tiempos.

También bajaron las pernoctaciones en Gran Canaria (-10,5%), Lanzarote (-7,4%), y en mucha menor medida, en Tenerife (-3,7%).

  • 1

    ¿De quién cree que es la culpa del pésimo arranque liguero de la UD Las Palmas?

    El presidente.
    El entrenador.
    La plantilla.
    De todos por igual.
    Votar Ver Resultados