300 coches saturan La Graciosa

14/07/2018

El Ayuntamiento de Teguise prepara una ordenanza para reducir a más de la mitad el actual parque de automóviles que existe en la isla, y obligará a corto plazo a que todos sean eléctricos.

La Graciosaa tiene desde hace bastante tiempo un problema grave de saturación de vehículos, para ser una isla que en su conjunto es un parque natural con la máxima protección que existe para este tipo de espacios.

El Ayuntamiento que preside Oswaldo Betancort lo sabe desde hace tiempo y prepara una ordenanza para reducir el actual número de vehículos existentes, a menos de la mitad, y al mismo tiempo adaptar la situación a una realidad existente que no se puede soslayar, como es el hecho de que los vecinos que habitan todo el año, las empresas, y los negocios tienen unas necesidades de transporte, que de alguna forma deben cubrirse, compatibilizando esta circunstancia con el hecho de que es una isla de especial valor paisajístico.

La isla cuenta a día de hoy con cerca de 300 vehículos y según datos no oficiales unos 296.

Sin duda la cifra resulta exageradamente elevada, donde figuran empadronados 739 vecinos -413 varones, y 326 mujeres-, aunque se estima que entre los meses de octubre y junio residen algo más de 500.

A la vista de estas cifras, resulta evidente que la entrada de vehículos a la isla se ha ido de las manos a las autoridades y el Ayuntamiento se ve en la obligación de ponerse serio con este asunto, después de largos años de no existir un control riguroso.

Según la Ordenanza municipal de Tráfico de 2006, no existe tope de vehículos, tan solo se establece de forma genérica que el Ayuntamiento autorizará la entrada y uso a los vecinos que justifiquen su necesidad. Tampoco el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), a día de hoy anulado por el Tribunal Supremo, contempla un tope de vehículos, de hecho el PRUG es un calco de la ordenanza municipal.

De esos cerca de 300 vehículos hay que descontar los que son de servicio público como policía Local, Guardia Civil servicios de Emergencia (Emerlan), los dos o tres del Organismo Parques nacionales, el de vigilancia de la Reserva Marina y los camiones de transporte y recogida de basuras que desarrollan dos empresas contratadas.

Además hay 15 taxis. Todos regulados , y la cifra se ha mantenido más o menos a lo largo de los últimos años. Su uso está justificado, pues son los que prestan servicio a los miles de turistas que llegan a la isla -en especial en los meses de verano, donde la saturación de vehículos se nota especialmente- y que carecen de otro medio de transporte para recorrer la isla, salvo las bicicletas. El total de vehículos de servicios públicos incluidos los taxis no debe superar los 30, mientras el resto hasta llegar a los 300 vehículos actuales son privados.

Ello significa que a lo largo de los años han ido entrando a la isla multitud de automóviles para uso privado, algunos de los cuales tienen autorización expresa municipal, pero la gran mayoría no la tienen.

coches eléctricos. «Lo cierto es que se quiera o no, los residentes y los visitantes tienen unas necesidades de transporte. Es el caso de la mujer que llega con la compra de Lanzarote y tiene que llevarla hasta su casa, o el propietario de un bar, que tiene que cargar la mercancía, o el vístante que tiene que ir al apartamento con las maletas. Hasta ahí, se entiende que existan vehículos para cubrir esas necesidades, pero el resto deben ser suprimidos», explica el alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, que anticipa que en breve entrará en vigor una ordenanza, con un tope de coches, una drástica reducción del parque actual y una moratoria para que en breve todos los vehículos sean eléctricos.

  • 1

    ¿Le parece urgente la reforma de la Constitución española, después de 40 años en vigor?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados