Política

Un sondeo que dibuja un cambio de ciclo

15/04/2018

Casi tres mil entrevistas en toda Canarias y un trabajo de campo que incluyó momentos de gran intensidad política como el debate del estado de la nacionalidad o la polémica en torno al trato del Gobierno canario a las diferentes islas. Con ese contexto y con el aval de la experiencia en el análisis demoscópico y sociológico de TSA (Técnicos en Socioanálisis SL), CANARIAS7 publica desde hoy los resultados de la investigación desarrollada por la citada empresa, que incluye estimaciones electorales para el Parlamento, los siete cabildos y los ayuntamientos de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, en la hipótesis de que hoy se celebrasen los comicios.

En la primera entrega de la serie sobre el sondeo se confirma que la sensación de trato desigual por parte del Gobierno de Fernando Clavijo a las diferentes islas no es algo exclusivo del grupo de gobierno del Cabildo grancanario y menos aún de su presidente, Antonio Morales, como pretenden sostener el Ejecutivo y algunas voces interesadas. El 66% de los canarios está convencido de que el Gobierno no trata por igual a las siete islas, un porcentaje que se dispara hasta el 75% en el caso de Gran Canaria y que también está por encima de la media en Lanzarote y Fuerteventura. Por contra, es Tenerife donde menos se aprecia el desequilibrio.

Asimismo, resulta llamativo el resultado a la pregunta sobre si se aprueba o no la gestión del gabinete de Fernando Clavijo, con un 55% de los canarios otorgando un suspenso, y con un reparto por islas que coloca de nuevo a Gran Canaria como el lugar donde más respuestas negativas se recogen.

Las siguientes entregas del sondeo irán completando una fotografía de lo que piensan los canarios y su intención de voto. Una imagen que responde a un momento concreto pero que ofrece aspectos de gran interés, como la constatación de que las expectativas de crecimiento electoral de Ciudadanos a nivel nacional también se producen en el archipiélago. De hecho, la previsible irrupción del partido que lidera Albert Rivera en el Parlamento y de manera notable en cabildos y los ayuntamientos de las cuatro grandes ciudades hará que el mapa de pactos de gobierno acuse una transformación más que notable. Y todo ello sujeta, además, a la variable de cómo quedará la reforma electoral que se concretará en breve en el Parlamento regional o en las Cortes.