El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ayer en la sesión de control del Parlamento. / EFE

Torres garantiza que la tasa verde no se pagará entre islas

Las regiones ultraperiféricas (RUP) ya habían conseguido la exención de este impuesto en las conexiones con sus respectivos países

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El transporte marítimo y aéreo entre las islas quedará exento hasta 2030 de la tasa verde al combustible que la UE impondrá a partir de 2024. Así lo aseguró ayer el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en el pleno del Parlamento en respuesta a una pregunta del portavoz de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo.

El archipiélago, junto con el resto de regiones ultraperiféricas, ya había conseguido de la Comisión Europea que este impuesto no se aplicar hasta dentro de ocho años en las conexiones con sus respectivos países.

En la reunión de las RUP celebrada la semana pasada en Martinica se logró ampliar la exención desde el límite actual, el próximo año, hasta 2030, una cuestión para la que contó con el apoyo de la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira.

Unión de las RUP

Para lograrlo ha sido clave la coincidencia de la presidencia francesa de la UE y la conferencia de las RUP celebrada en Martinica, donde las regiones más a alejadas de la UE hicieron piña bajo el amparo de su condición especial en el tratado comunitario.

Entonces, el presidente Torres indicó que se trataba de un paso importante pero que no satisfacía las demandas de estos territorios alejados. El objetivo era, además del temporal, que se aplicara también a las conexiones entre las islas, asunto que, según el presidente, está ya garantizado.

Queda pendiente «lo más difícil», según Torres: que no se aplique este impuesto verde a los vuelos desde cualquier país con Canarias, algo que beneficiaría al sector motor de la economía isleña, el turismo.

Sin embargo, el presidente reconoce las dificultades de introducir cambios en una normativa internacional y aún así se mostró convencido de que « se podrá salvar la situación».

A cambio de estos logros, ha reiterado el presidente, Canarias ofrece «el compromiso que está demostrando en la reducción de emisiones de dióxido de carbono, con su agenda de desarrollo sostenible y con su apuesta clara por las energías renovables».

Despliegue de la OTAN

Por otro lado, el presidente afirmó ayer que el Ejecutivo regional está a favor de «todo lo que implique una mayor seguridad» para el archipiélago, en relación al despliegue de la OTAN frente a África, que propondrá el Gobierno de España en la próxima cumbre de dicha organización.

Torres, en el pleno del Parlamento y en respuesta a una pregunta del PP sobre las implicaciones que tendría para Canarias el despliegue de la OTAN frente a África, insistió en que el Ejecutivo canario está a favor de que active el flanco sur de la organización militar internacional, lo cual «no será fácil que ocurra pues hay países que apoyan y otros no».

El presidente advirtió de que la zona de El Sahel puede ser un caldo de cultivo para problemas de seguridad, de ahí también la importancia de esta estrategia.