Torres defiende la subida fiscal frente a las críticas de la oposición

10/12/2019

El presidente canario defiende la derogación de la ley de estabilidad, norma a la que achacó que la administración regional tenga superávit, y dijo que no hay razón para mantenerla como en 2012

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha defendido derogar la ley de estabilidad presupuestaria, a cuya aplicación achacó el superávit de la comunidad autónoma, el cual, no obstante, no le llevará a cambiar sus planes de subida fiscal para 2020, como le pidió ayer Ciudadanos en el Parlamento.

La portavoz de la formación naranja, Vidina Espino, reclamó a Torres en la sesión plenaria de control una rectificación en el incremento de medio punto previsto en el IGIC, a la vista de que «la realidad» ha desmentido las previsiones del Ejecutivo de que se terminaría el año con déficit presupuestario. Lejos de ese escenario, la comunidad autónoma tiene un superávit de 600 millones de euros y está batiendo un récord en la recaudación por el IGIC cuando se había anunciado un retroceso, señaló Espino para demandar al Gobierno que cambie sus planes de subir los impuestos.

La representante de Cs se mostró de acuerdo en modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria para las comunidades autónomas «cumplidoras», pero señaló que la realidad ha desmentido «el relato» del consejero de Hacienda, Román Rodríguez, a quien atribuyó la justificación de la subida de impuestos por la mala marcha de las cuentas y de la recaudación del IGIC. «Estamos pagando más impuestos que nunca con lo que recauda el Estado y con lo que se recauda por el IGIC, y usted pretende seguir subiendo los impuestos», reprochó la diputada al presidente.

Le pidió que no se deje asesorar por Román Rodríguez, «que no ha dado ni una», y que «evite el castigo» de más impuestos a los trabajadores, autónomos, empresas y clases medias.

El presidente contestó que el superávit responde a la vigencia de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, cuya derogación defendió, y sostuvo que «no hay razón para que se mantenga redactada como en 2012». Recordó que fue la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AiRef) la que alertó en julio del riesgo de incumplir la regla de gasto, lo que obligó al Gobierno de Canarias a «retener» 170 millones para pagar el incremento derivado del acuerdo del anterior Ejecutivo para rebajar el horario a docentes y sanitarios. También Canarias la transferencia de 330 millones del Estado que no estaban previstos.