El presidente Torres, durante durante la celebración del consejo de Gobierno celebrado en la tarde de hoy / EFE

37.000 las familias canarias ya cobran el Ingreso Mínimo Vital

El presidente del Gobierno autónomo lamenta que la medida no se hubiera puesto en marcha «mucho antes»

EUROPA PRESS Las Palmas de Gran Canaria.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, valoró este jueves que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) llegue a unas 37.000 personas en Canarias, lo que supone más de 17.000 familias, si bien ha lamentado que debió plantearse «muchísimo antes» para avanzar en la justicia social.

En respuesta a una pregunta del Grupo Popular en la sesión de control, ha recordado que se aprobó en un «momento dificilísimo» debido a la crisis económica impulsada por la pandemia sanitaria y fue una medida contraria a la del último Gobierno del PP, basado en los recortes, la reforma laboral y la subida de impuestos y que fue «un martirio» para las islas.

El presidente ha reconocido que hay gente que no accede al IMV porque superan los límites salariales y que la pobreza ha aumentado por la crisis sanitaria, pero la pandemia arrancó con 231.000 personas en ERTE y ahora hay 28.000 personas, que son «28.000 desgracias» pero es un mecanismo que hace que «la gente tenga esperanza» porque mantienen su relación laboral con su empresa. «Con ustedes hubiesen ido al paro», ha espetado a los populares.

La portavoz del Grupo Popular, Australia Navarro, ha indicado que el IMV «es un absoluto fracaso» que demuestra que «con eslóganes no se supera la pobreza», que ha crecido un 49% durante el mandato de Torres hasta alcanzar las 373.000 personas.

Ha dicho que el sistema de protección social del Gobierno «es un fiasco», pues el IMV deja sin atender a 330.000 personas y Canarias es la comunidad autónoma con más población en pobreza severa.

Además, la dirigente conservadora ha señalado que la tramitación es una «absoluta tortura», hasta el punto de que dos de cada tres solicitantes «ni lo hacen» y hay 10.000 expedientes sin tramitar, y entre quienes lo consiguen, «se deniegan ocho de cada diez, es la verdadera realidad».

Por ello, ha pedido a Torres que «actúe» y busque recursos para cubrir lo que no alcanza el Ingreso Mínimo Vital «o será usted el que empuje al abismo de la desesperanza a 337.000 euros que malviven con 300 euros, a mí, esto no me dejaría dormir».

La puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital por parte del Gobierno del PSOE y Podemos ha pasado por una serie de obstáculos administrativos que han retrasado el proceso para aprobar los expedientes. Además, la petición de miles de familias ha sido denegada al entender el Estado que no cumplen los requisitos para cobrar la ayuda.