Canarias sigue reclamando la distribución solidaria de los menores. / EFE

400 inmigrantes dejan de estar bajo la tutela de Canarias desde enero

La comunidad autónoma acoge en estos momentos a 2.442 menores de los que un 40% está pendiente de las pruebas que determinen su edad

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

En torno a 400 menores inmigrantes han dejado de estar bajo la tutela de la comunidad autónoma en lo que va de año al haber cumplido en estos últimos cinco meses la mayoría de edad. Sin embargo, esta circunstancia apenas supone un alivio para los recursos de acogida, que continúan sobrecargados.

En el archipiélago se encuentran ahora mismo un total de 2.442 menores que son responsabilidad de la administración regional, que a pesar del repunte registrado en las últimas semanas en la llegada de pateras, ha visto descender el número de chicos en sus centros, según indican fuentes de la Consejería de Derechos Sociales, que dirige Noemí Santana.

De estos jóvenes, un total de 2.025 se encuentran en los 50 dispositivos de acogida puestos en marcha por el Gobierno de Canarias, mientras que los 417 restantes se hallan en centros de los cabildos.

La mayor parte de los recursos de la comunidad autónoma se encuentran en Gran Canaria (31), mientras que en Tenerife funcionan 15; en Fuerteventura están en marcha otros tres y el último de ellos está situado en El Hierro.

Derivaciones

Por otro lado, y a pesar de los esfuerzos que se están realizando por parte del Gobierno de Canarias, la derivación de menores a la península sigue sin generar la respuesta precisa y hasta el momento sólo han sido trasladados solo 208 menores a centros del resto del Estado.

La intención de Derechos Sociales era que al menos 800 chicos fueran acogidos en otras comunidades autónomas, cifra que se halla aún muy lejos de la obtenida.

Ante la falta de respuesta voluntaria, Canarias ha planteado la necesidad de elaborar una ley que haga «obligatoria la solidaridad» del resto de las comunidades autónomas, ya que el archipiélago no puede soportar en solitario la carga que supone la atención a estas personas, como ha recalcado en distintas ocasiones tanto Noemí Santana como el presidente, Ángel Víctor Torres.

Además, un 40% de los jóvenes acogidos como menores continúan pendientes de las pruebas que determinen su edad. Según la Consejería, en esta situación se encuentran actualmente 976 chicos, de los que 913 están acogidos en recursos de la comunidad autónoma y 63 en centros de los cabildos.