El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, saluda a la ministra Montero ante Ángel Víctor Torres. / JUAN CARLOS ALONSO

NC solo apoyará las cuentas estatales si recogenlas partidas del REF y la deuda de carreteras

Pedro Quevedo se reunió ayer con Hacienda para plantear las condiciones de la negociación y «evitar sorpresas de última hora»

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

Nueva Canarias (NC) adelantó ayer al Ministerio de Hacienda las dos condiciones que va a poner sobre la mesa para negociar y en su caso respaldar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022: que estos recojan todas las partidas financieras derivadas del Régimen Económico y Fiscal (REF) e incluyan una dotación de 200 millones en pago de la deuda pendiente de carreteras. Así se lo expuso ayer el representante de NC en el Congreso, Pedro Quevedo, al jefe de Gabinete de la ministra Montero, Carlos Moreno, con quien se reunió dentro de la ronda de encuentro abierta por Hacienda para sondear la disposición negociadora de las diferentes fuerzas políticas. «No ha sido una reunión formal en absoluto, solo un primer encuentro para dejar claro el escenario en el que nos movemos y evitar sorpresas de última hora», señaló el diputado nacionalista, «porque NC pone unas condiciones que deben ser identificadas desde el principio». Además de compartir las líneas básicas generales de las cuentas estatales, que Quevedo cree que seguirán siendo expansivas, el requisito esencial para que la negociación avance es el cumplimiento íntegro de la agenda canaria. «Es muy posible que los PGE de 2022 sean los últimos de la legislatura, por lo que todo aquello que no veamos ahora se quedará en el tintero», advirtió.

Con esta premisa, el diputado de NC planteó al representante de la ministra que el proyecto de ley presupuestario –que el Gobierno tiene previsto trasladar al Congreso durante la última semana de septiembre o la primera de octubre– debe recoger la totalidad de las partidas destinadas a compensar el sobrecoste de la insularidad y la lejanía del archipiélago. «Todos los conceptos del REF tienen que tener consignación y deben estar financiados adecuadamente, es básico», señaló, «de lo contrario no podremos apoyar los Presupuestos y así lo hemos expuesto a Hacienda desde el minuto uno», añadió.

DIÁLOGO PENDIENTE

  • Tempos Cuando los PGE lleguen al Congreso NC abrirá la negociación para definir su voto antes del debate de totalidad.

  • Mínimos Quevedo considera que el acuerdo de 2021 es una base válida para definir la dotación de las nuevas partidas.

  • Previsión NC cree que los Presupuestos de 2022 serán los últimos de la legislatura y no quiere dejar flecos sueltos.

  • Flexible La anualidad pactada de la deuda de carreteras podría ajustarse en función de la capacidad real de ejecución.

Quevedo considera que el conflicto en torno al diferencial fiscal de las producciones audiovisuales, rebajado primero por el Estado y corregido tras una negociación correosa mediante una enmienda a la ley de medidas de apoyo a la cultura que restituye el 80%, ha sido «positivo desde el punto de vista cualitativo» para que el Gobierno sea consciente de que «Canarias no va a tolerar cambios unilaterales ni rebajas en su fuero, establecido en el REF y el Estatuto», aseguró.

Sobre la dotación de las partidas, el diputado nacionalista mantiene que el año pasado, en la negociación de las cuentas vigentes, su formación consiguió un acuerdo «más que razonable» que puede servir de base para 2022. Como ejemplo, Quevedo se refirió a la partida de 30 millones destinada a la lucha contra la pobreza y la exclusión social. «Es verdad que la vulnerabilidad ha aumentado, pero también es verdad que hay otros procedimientos, como el Ingreso Mínimo Vital (IMV), los ERTE o las políticas antidesahucios, de los que también estamos pendientes», expuso, «si eso está garantizado los 30 millones serían suficientes», añadió.

La segunda condición que plantea NC para apoyar los Presupuestos es que incluyan una partida específica en concepto de abono de la deuda estatal pendiente del anterior convenio de carreteras, avalada por sentencia del Tribunal Supremo. «Tenemos un acuerdo un plurianual que tiene que mantenerse, la posición inicial es que el año que viene sean 200 millones pero será el Gobierno canario quien diga si se tiene que reajustar en función de la capacidad de ejecución», expuso Quevedo, «pero lo que está claro es que la sentencia se tiene que cumplir en su totalidad», concluyó.

u

u

u

u