El senador del PP, Sergio Ramos. / C7

El Senado aprueba el informe de la ponencia de inmigración

El dictamen salió adelante con el voto del PP porque no incluyó ninguna de sus propuestas

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

El pleno del Senado aprobó ayer el informe de conclusiones de la ponencia de estudio del fenómeno migratorio, que recoge un acuerdo de mínimos con recomendaciones para la gestión integral de la inmigración irregular.

El dictamen salió adelante con el voto en contra del PP, que lo considera un «lavado de cara al Gobierno» que no aporta nada nuevo. «No podemos votar un informe en el que no se ha incluido ni una sola de nuestras propuestas, con el que se nos quiere hacer corresponsables de la nefasta gestión migratoria», señaló el senador popular por Gran Canaria, Sergio Ramos, « para este viaje no hacían falta alforjas», añadió.

El parlamentario del PP acusó al Gobierno de imponer un documento de conclusiones descafeinado para «vender un supuesto acuerdo y quedar bien con sus socios de extrema izquierda», y advirtió que Sánchez va a negociar hoy en su visita a Rabat dos de los puntos que el PP propuso y el PSOE se negó a incluir en el dictamen, la repatriación de menores no acompañados y la directiva de retorno de la UE.

«Ambas cosas se van abordar, pero no querían que quedara recogido en el informe porque si no alguno de sus socios no lo hubiera apoyado, y nosotros no vamos a participar en esta pantomima», expuso Ramos.

Por su parte, el senador autonómico de CC, Fernando Clavijo, que votó a favor, señaló que la gestión de la crisis migratoria «no acaba con la aprobación del dictamen» e instó al Gobierno a actuar de forma inmediata, porque Canarias «no puede asumir en solitario» un fenómeno que previsiblemente no se va a frenar.

El representante nacionalista destacó que una de las conclusiones de la ponencia es que «la respuesta para atender esta crisis humanitaria ha sido y es insuficiente y esto es algo que se tiene que solucionar y además pronto. No vale en que esto se quede en un acuerdo hoy y que luego se olvide», expuso.

Clavijo reclamó respuestas del Gobierno estatal pero también de la Unión Europea. «Somos frontera Sur de Europa y no están atendiendo con garantías a las personas que buscan un futuro mejor ni están atendiendo a Canarias, que está soportando la presión en solitario», añadió.