María Fernández espera que los dos escaños de CC en el Congreso se conviertan en decisivos. / C7

María Fernández, diputada de CC

«Sánchez no pierde un voto, al revés, si respeta a Canarias puede ganar dos»

Desde el 1 de julio es suyo el escaño que ocupaba Pedro Quevedo (NC) en el Congreso y llega con ganas de «pelear por Canarias» lo que queda de legislatura

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ

El acta a la que renunció Quevedo tras el último pleno para cumplir el acuerdo electoral que NC y CC sellaron en 2019 ya lleva su nombre, aunque no adquirirá oficialmente la condición de diputada hasta que asuma el cargo en sesión plenaria, lo que sucederá el próximo día 12.

–Su llegada al Congreso va a coincidir con el debate sobre el estado de la nación. Eso es lo que se llama empezar en alto.

–Así es, el presidente del Gobierno ya ha confirmado que el debate sobre el estado de la nación será los días 12, 13 y 14 después de siete años sin celebrarse, y será entonces cuando tome posesión. Si ya de por sí es un honor y una responsabilidad representar a Canarias en el Congreso, empezar con uno de los debates más importantes del año le añade un punto más de emoción.

–¿Cuál es la hoja de ruta con la afronta el año y medio que tiene por delante?

–Tenemos una hoja de ruta intensa. En estos dos años y medio que llevamos de legislatura hemos asistido a un maltrato constante a Canarias, porque los derechos que ya teníamos conquistados han sido puestos en entredicho. Tenemos que seguir defendiendo el fuero canario y asumir que hay que hacer pedagogía todos los días para se respete. Tenemos esta espiral inflacionista que no deja de crecer e impacta en la economía de los ciudadanos, y la situación migratoria, tan en boga estos días por lo que ha ocurrido en la valla de Melilla pero que nosotros no hemos dejado de sufrir día sí y día también con un alto número de muertes. Todo eso es lo que vamos a poner sobre la mesa.

–¿A qué atribuye los «olvidos» del REF por parte del Gobierno estatal?

–Quiero pensar que por ignorancia y desconocimiento. La historia nos ha enseñado que cuando no hay diputados canarios que recuerden la realidad canaria, en Madrid la olvidan por falta de entendimiento. Hay una especie de creencia de que lo que tenemos son privilegios, cuando son herramientas básicas para ponernos en igualdad de condiciones con los ciudadanos que viven en el continente.

–Ya se ha iniciado el proceso de elaboración de los Presupuestos de 2023. ¿Espera que esta vez el Gobierno llame a CC para exponerle las líneas básicas del proyecto de ley antes de llevarlo al Congreso en septiembre?

–Creo que por responsabilidad, deberían hacerlo. La aritmética parlamentaria es muy ajustada, y un Gobierno inteligente debería intentar recabar todos los apoyos posibles. Si quieren contar con los escaños canarios van a tener que llamarnos, lo contrario seria una falta de respeto a la ciudadanía a la que representamos.

En año preelectoral los socios del Gobierno van a marcar distancias y los dos votos que ahora tiene CC podrían convertirse en determinantes para la estabilidad.

-Esperamos que sea así, y que eso nos permita con diálogo y trabajo arrancar compromisos y medidas que ayuden a que Canarias salga de la crisis. Entendemos que podemos estar en una situación buena para que se nos escuche y no vamos a dejar pasar ni una sola oportunidad de que Canarias esté de nuevo en el centro de la política del Estado.

–Usted rechaza que se meta a CC en el bloque de la oposición, pero su compañera Ana Oramas ha sido durísima con el Gobierno. ¿Dónde se van a colocar ahora?

–Ana Oramas ha sido dura cuando tenía que serlo, no hay que olvidar que todas sus intervenciones están muy trabajadas y reflejan la posición del partido. Pero también hemos apoyado todas y cada una de las iniciativa a favor de los ciudadanos, como el Ingreso Mínimo Vital, el aumento del salario mínimo, la reforma laboral... Hemos respaldado todas la medidas que mejoran la vida de las personas pero sin callarnos cuando vemos que se comete un atropello a Canarias. Mucha gente dice que ahora sin Pedro Quevedo el presidente Sánchez pierde un voto. Yo estoy en total desacuerdo con esa afirmación, Sánchez no pierde un voto, es al revés, porque si cumple con Canarias puede ganar dos. Nosotros hemos demostrado siempre, ya sea con el PP o con el PSOE, que si los derechos de los canarios se respetan vamos a estar ahí. Y eso no es una opinión, es un hecho histórico.

–Si se da esa circunstancia, ¿qué le van a pedir al Gobierno como condición de partida para sentarse a negociar?

– Una distribución equitativa de los recursos estatales, con acento canario, adaptada a la realidad de las islas para que podamos salir de la crisis. Por ejemplo, que se corrija lo que ha venido pasando hasta ahora con los decretos de medidas urgentes para paliar la escalada inflacionista, que han tenido un impacto muy reducido en las islas por nuestra fiscalidad diferenciada. Las medidas que se aplican a nivel estatal tienen que adaptarse a la singularidad del archipiélago, eso es elemental e innegociable.

–¿No cree que el hecho de que los Gobiernos estatal y canario sean del mismo color político ha podido favorecer algunos avances en la agenda canaria?

–Los hechos hablan por sí solos. Tenemos un presidente del Gobierno que más bien parece una sucursal del Gobierno de Sánchez. Se limita a esperar que las medidas vengan del Estado cuando muchas de las que se aprueban ni siquiera son eficaces para la realidad de Canarias. Y no levanta la voz para reclamar nada. Desde el principio de la legislatura nos viene anunciando que el Estado nos va a transferir las competencias de costas, y primero parece que fue un problema con la capacidad sancionadora, luego que si es un problema de personal, pero lo cierto es que se han superado todos los plazos y seguimos sin que se haga efectivo el traspaso. Lo mismo sucede con el convenio de carreteras, porque más allá de los titulares la realidad es que no hay financiación suficiente para ejecutar los proyectos previstos. Más bien creo que nos ha perjudicado que sean del mismo partido, porque lo que tenemos es un Gobierno canario sumiso a Sánchez.