Los presidentes del Gobierno central y regional lanzaron ayer un mensaje de unidad. / Cober

Sánchez defiende el refuerzo del Estado de bienestar y presume de eficacia económica

El socialista avanzó que la Conferencia de Presidentes Autonómicos se celebrará en 2022 en La Palma

Ingrid Ortiz Viera
INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria

El Partido Socialista sacó pecho de las bondades de tener a su Gobierno en el poder ayer en el arranque del 14º congreso del PSOE en Canarias, que se celebra hasta hoy en el Gran Canaria Arena. El secretario general federal y presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, puso en el centro de su discurso la defensa del Estado del bienestar, el proyecto europeo y una «recuperación económica justa» como única respuesta para salir de la crisis. «La desigualdad es el principal reto al que se enfrentan los canarios y canarias -y los españoles en general-. Por eso hay que hablar de ella, darle visibilidad y afrontarla con equidad, no recortando», apuntó Sánchez.

En este sentido, aseguró que los valores de la socialdemocracia continúan vigentes y permiten dar respuesta a los más vulnerables. Como ejemplo de buena gestión subrayó los 615 millones de euros en planes de sostenibilidad turística, unas cifras de empleo que en el último año y medio se han situado en valores previos a los de la recesión de 2008 o los avances en la vacunación, que ya alcanzan al 89% de la población española. También hizo mención a la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la creación del Ingreso Mínimo Vítal o la apuesta por la transición ecológica, aunque fue poco crítico con la respuesta de su Gobierno a la situación en Educación, Sanidad y Dependencia. «Tenemos claro por y para quién gobernamos: las grandes mayorías socialistas de Canarias y de toda España», sentenció.

También tomó distancia de otros asuntos que, a su juicio, trascienden las fronteras, como son la pandemia, la inmigración, los fenómenos climáticos o el propio volcán. El presidente dedicó unas palabras de aliento para La Palma al asegurar que no perderá la oportunidad de reconstruir y revalorar la isla a la que visitó por séptima vez en los días previos al congreso. Allí, adelantó, se celebrará la próxima Conferencia de Presidentes Autonómicos a comienzos de 2022. Una cita que se fijará de ahora en adelante cada seis meses, en una estrategia del Ejecutivo por descentralizar poco a poco algunas de sus acciones.

«Lo importante no es reaccionar a las crisis sino cómo se hacen, desde la equidad y no recortando»

Sin embargo, el mensaje de unidad y colaboración en los distintos territorios atravesó la intervención de Sánchez, que reconoció la presencia en el congreso de los representantes de otros partidos canarios-tanto del Pacto como de la oposición- como ejemplo de una forma diferente de hacer política. «Hay desafíos de Estado que trascienden las ideologías y que estén hoy en espacios de acuerdo como este dice mucho de los políticos canarios». También a nivel nacional, reconoció el trabajo de la ministra Carolina Darias o el portavoz en el Congreso, Héctor Gómez, e hizo mención al recientemente fallecido Alexis Tejera. Durante la cita de ayer se rindió un sentido homenaje al exalcalde del municipio lanzaroteño San Bartolomé con un vídeo y palabras de agradecimiento.

Con la mirada puesta en el futuro, Sánchez respaldó la reelección de Ángel Víctor Torres como secretario general regional por un liderazgo que ha sabido combinar, a su juicio, un trabajo incansable, eficacia y empatía. «Qué suerte tienen los canarios de tenerle», apuntó siendo consciente, no obstante, de la parcialidad de su posición. «Lo importante no es reaccionar a las crisis, que siempre habrá alguna, sino la manera en que se hace y el presidente de Canarias ha sabido hacerlo», sentenció.

El socialista concluyó afirmando que si bien los líderes y las generaciones cambian, la esencia del partido sigue siendo la misma de cara los retos que se presentan de cara a la próxima legislatura. En este sentido, apuntó que las dificultades que se le han presentado hasta ahora han hecho la labor del PSOE más reconocible, pero el partido no olvida que trabaja para las mayorías socialistas. «Vivimos momentos de enorme, total y absoluta trascendencia y durante los próximos diez años vamos a tener que hacer una revolución que va a exigir un esfuerzo de las administraciones públicas y privadas», añadió el presidente estatal.