San Ginés critica que Sánchez venga a Canarias y «no dé la cara»

El presidente del Cabildo de Lanzarote celebra que el jefe del Gobierno elija la isla para descansar, pero lamenta que por segunda vez en una visita no atienda a las autoridades

C. DE INZA / ARRECIFE

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, se refirió ayer a la estancia estos días de vacaciones en la isla del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para criticar el «olvido» que muestra hacia las autoridades y a las demandas para que escuche los problemas de las islas y se quede en la residencia de la Mareta, sin dar la cara».

Según explicó San Ginés, «celebro y me alegra que un presidente del Gobierno elija nuestra isla para venir a descansar con su familia, pero eso no quita para que no me parezca bien la forma en que ignora las demandas, como la que hace solo unos días le hizo llegar el presidente de todos los canarios, Fernando Clavijo, para mantener un encuentro en el que afrontar las cuestiones relativas a la llamada agenda canaria, en materia de financiación y de otros asuntos como la inmigración».

El mismo día de la llegada de Sánchez a la isla, el pasado 28 de diciembre, para pasar unos días de descanso alojado en la residencia de La Marteta, el presidente del Cabildo le hizo llegar, una breve misiva trasladándole su invitación a participar en los actos de conmemoración de Centenario del nacimiento de César Manrique, acompañada de una cesta de productos tradicionales de Lanzarote, en la que deseaba al presidente del Gobierno de España «que su estancia en Lanzarote sea placentera y fructífera». En la misma misiva invitaba a Pedro Sánchez y a su familia «a conocer nuestro particular paraíso y a nuestras gentes, personas nobles y orgullosas de unos antepasados que vencieron la batalla a la miseria, la pobreza y el olvido y que hoy mira al futuro con esperanza».

El presidente insular recordó que es la segunda visita de Sánchez a la isla, (la primera tuvo lugar el pasado octubre, cuando participó en un homenaje al Nobel de Literatura, José Saramago), donde también «ignoró y despreció» las peticiones del presidente del Ejecutivo canario en asuntos de inmigración.