«Hay que recomponer la diplomacia con Marruecos, es clave para Canarias»

El presidente Torres espera que se retomen pronto las buenas relaciones

EUROPA PRESS Madrid

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha pedido que se «recomponga» la diplomacia entre España y Marruecos tras los últimos acontecimientos en Ceuta y ha dicho que es «clave» para el archipiélago que haya una buena relación entre ambos países.

Así lo ha afirmado este jueves en unas declaraciones a los medios de comunicación tras participar en Madrid en el Desayuno Informativo de Europa Press que ofreció la presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Francina Armengol.

«Lo he dicho con claridad desde el momento en el que surgió este incidente para que se restablecieran las relaciones diplomáticas. Estábamos ante un hecho de confrontación entre Gobiernos. Marruecos permitió lo que todos pudimos ver y es lamentable que personas puedan nadar ante la esperanza de una vida mejor en Europa a sabiendas por parte del Ejecutivo marroquí que sus posibilidades son nulas porque son expulsables y hay un convenio que se debe cumplir«, aseveró.

Torres recordó que muchos estos migrantes ya han regresado al país alauita y esperó que la relaciones diplomáticas se puedan «recomponer» para que haya normalidad, ya que entendió que es «clave» una buena relación entre países que son frontera, «especialmente para Canarias».

Preocupa una situación de conflictividad

«Nosotros hemos tenido un repunte del fenómeno migratorio --continuó el presidente--. Lo que ha ocurrido en Ceuta no es un caso de fenómeno migratorio en sí porque hay otros condicionantes y circunstancias. Pero sí que nos preocupa que podamos tener una situación de conflictividad entre Marruecos y España».

Por ello, solicitó que todas las labores diplomáticas del Gobierno de España vayan encauzadas a «reponer nuestra soberanía y nuestras fronteras» para que la situación se normalice.

Al respecto, el canario mostró su solidaridad con Ceuta y apuntó que aunque las islas no han tenido esta situación, sí tuvo lugar durante el año pasado la llegada de más de 2.000 migrantes en pateras y cayucos en un fin de semana.

Aquí, Torres insistió en que la UE debe entender que cuando una persona llega de manera irregular a un territorio fronterizo está ya en Europa, por lo que reclamó mecanismos de solidaridad entre los estados miembro y las CCAA para que se puedan repartir de manera justa.

Cuestionado sobre las críticas que apuntan a que el Gobierno central ha actuado de manera más rápida en el caso de Ceuta que en el de Canarias, el presidente dijo que las islas recibieron las visitas de varios ministros que se reunieron con él y con los presidentes de los cabildos, y que hubo que crear recursos para alojar a los migrantes e incluso recurrir a hoteles. «Las cosas debieron hacerse mejor pero hay que reconocer que hubo tránsito, derivaciones y deportaciones», concluyó.