Imagen de archivo de Sebastián Franquis y Augusto Hidalgo (d) en un acto en Presidencia del Gobierno. / C7

El PSOE de Gran Canaria cierra un pacto y los 'chanistas' pierden la capital

Franquis continuará como líder del partido e Hidalgo será el candidato al Cabildo en 2023 y secretario de Las Palmas de Gran Canaria

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Finalmente, los socialistas de Gran Canaria sellaron un pacto este fin de semana que les permitirá ir al congreso de los próximos 5 y 6 de marzo con un acuerdo que evita la votación en primarias para elegir al máximo dirigente insular. Este acuerdo incluye un cambio sustancial respecto a los últimos 15 años en la agrupación de Las Palmas de Gran Canaria, la más importante de la comunidad autónoma, y es que dejará de estar en manos de los 'chanistas.

Durante este último fin de semana, los sectores afines al actual dirigente insular y consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidaldo, pudieron por fin cerrar las negociaciones que venían manteniendo en los últimos meses de manera que, tal como pedían estos últimos, reflejen la situación orgánica actual.

OTROS ACUERDOS

  • Santa Lucía Esta agrupación tiene mayoría 'chanista' pero en la dirección se integran afines a Hidalgo.

  • Telde También figura en el pacto. No se discute el liderazgo de Alejandro Ramos aunque los porcentajes no están cerrados.

  • San Bartolomé Acuerdo entre Gustavo Santana y el 'chanista' Carlos Álamo para que este último sea secretario local.

Una vez consensuado desde hace semanas que Franquis continuará al frente del partido y que Hidalgo será el próximo candidato al Cabildo en los comicios de 2023, las conversaciones se habían enquistado en el reparto interno del poder local, un asunto que finalmente quedó cerrado en los últimos días. Este extremo era reclamado por los afines al alcalde, pero del que no querían oír hablar los seguidores del consejero del Gobierno, que mantenían que «no es tradición en el partido trasladar los acuerdos insulares a los ámbitos locales. Esa cuestión tiene otros procedimientos y se tienen que producir después de las conversaciones que correspondan».

Una vez salvado ese escollo, el acuerdo alcanzado deja la agrupación local de Las Palmas de Gran Canaria en manos del sector de Hidalgo (60%). Será el propio alcalde el que asuma la secretaría general, aunque tendrá como 'número dos' al todavía dirigente local y vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez del Pino, que encabezará el 40% restante que le corresponde a los 'chanistas'. Este mismo porcentaje se reproducirá para elegir a los representantes de la capital en el comité insular, el máximo órgano del PSOE entre congresos.

En cuanto a la dirección insular, que seguirá en manos de Sebastián Franquis, contará con una vicesecretaría que nombrará el sector de Augusto Hidalgo, mientras que el actual secretario de Organización y alcalde de Arucas, Juan Jesús Facundo, tiene todas las papeletas para continuar en el cargo de la mano de Franquis. Igualmente, seguirá al frente de la agrupación socialista aruquense.

Con este acuerdo, Franquis pierde la mayoría en Las Palmas de Gran Canaria, donde ha mantenido el poder desde 2008, año en el que volvió a la política después de un retiro voluntario que se produjo en 2000. En los primeros ocho años, el PSOE en la capital tuvo al frente al propio Franquis -en 2012 le ganó por cuatro votos a un desconocido Gabriel Corujo- y en 2018 lo hizo de la mano de uno de sus afines, Miguel Ángel Pérez, que se impuso a Augusto Hidalgo por siete papeletas.