Imagen de archivo de Ángel Víctor Torres (i) y Sebastián Franquis. / juan carlos alonso

El PSOE de Gran Canaria se encamina hacia unas primarias para elegir líder

Augusto Hidalgo quiere ser cabeza de la lista al Cabildo con autonomía como secretario insular, cargo que el sector de Franquis espera mantener

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Sebastián Franquis o Augusto Hidalgo. Uno de los dos será, con mucha probabilidad, el nuevo dirigente del Partido Socialista de Gran Canaria a partir del próximo otoño. Aunque si la situación se mantiene tal como está en este momento, la decisión la tomarán los militantes en unas elecciones primarias.

Franquis, actual secretario insular y consejero de Obras Públicas del Gobierno, quiere mantener la dirección del partido mientras que Hidalgo, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, pretende optar a la Presidencia del Cabildo en 2023 y hacerlo con total autonomía, para lo que necesita estar al frente del partido.

De momento, ninguno de los dos ha hablado oficialmente de su candidatura al congreso insular que tendrá lugar después del cónclave regional, que ya tiene fecha para celebrarse entre los días 19 y 21 de noviembre en Tenerife. A pesar de que estos planteamientos no son públicos, sí han manifestado sus intenciones de puertas adentro en la organización y son sus respectivos partidarios quienes están preparando ya el terreno y buscando apoyos para uno y otro. En esta carrera tendrá un peso determinante la opinión de la Agrupación de Las Palmas de Gran Canaria, la más numerosa y a la que ambos pertenecen.

Esta pugna practicamente supondría reeditar el enfrentamiento que ya se vivió en Las Palmas de Gran Canaria a principios de 2018, aunque en aquella ocasión Franquis no se enfrentó a Augusto Hidalgo directamente, sino a través de una de las personas de su equipo, Miguel Ángel Pérez, ahora vicepresidente del Cabildo grancanario y que le ganó al alcalde la Secretaría local por apenas siete votos. Una de las posibilidades que se barajan es que Torres «mantenga una conversación con Franquis» para no llegar a primarias y ofrecer una posición de «consenso y fortaleza» a cambio de que en 2023 pueda elegir donde quiere estar.

En cualquier caso, en el PSOE se da por seguro que Hidalgo encabezará la plancha al Cabildo, aunque no gane el congreso frente a Franquis o a algún candidato de su sector si este finalmente decide no presentarse a reeditar el cargo. El problema para él sería que no tendría las manos libres para configurar la candidatura.

Congreso insular

La ejecutiva del PSOE de Gran Canaria se reúne mañana y en su orden del día figura la convocatoria del congreso insular. De esta manera, se pone en marcha la maquinaria no solo para la renovación de cargos en el partido sino de elaboración de listas electorales. La marcha de Hidalgo después de dos legislaturas al frente del Ayuntamiento ha abierto el melón para elegir al nuevo candidato socialista. Aunque aún faltan dos años para las elecciones autonómicas y locales, los movimientos ya están en marcha y nombres como los de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, la consejera de Economía y Empleo, Elena Máñez, o el secretario local del PSOE, Miguel Ángel Pérez del Pino, están sobre la mesa.