Podemos, entre la madurez y los medios

15/04/2019

El equipo que acompaña la candidatura que encabeza Victoria Rosell emana del núcleo duro que la formación morada tuvo en sus primeras campañas electorales en 2015. De aquellos tiempos recuerdan la itineracia entre sedes hasta arraigar en la actual en Guanarteme y los pocos recursos con los que contaban

La morada de Podemos llama la atención de transeúntes y usuarios de la Plaza del Pilar, centro neurálgico del barrio de Guanarteme. La decoración de sus cristaleras, como las pegatinas con los pápeles de Bárcenas, actúan como atractivo visual y raros son los que no se detienen a visionarlos o proferir algún insulto, que de todo hay. También muchos curiosos que se atreven a llamar a la puerta y entrar para preguntar por el calendario de actos. Todo eso es paisaje para el equipo de campaña que entre sus paredes trabaja a destajo en una campaña «extraña».

Quien así la refiere es Javier Sánchez, coordinador de la misma. Él sabe de que va la historia. Llegó desde Madrid a la isla en las autonómicas de 2015. Y desde entonces sigue en el equipo. «Son días muy raros por la proximidad entre las dos campañas, la nacional y luego las autonómicas y municipales», expresa rodeado del equipo de trabajo que plasma la agenda y la logística en unos paneles gigantescos que a modo de calendario decoran las paredes.

Javier Sánchez coordina un equipo numeroso de personas que arropan la candidatura de Victoria Rosell al Congreso de los Diputados. También toda la actividad del resto de aspirantes y la producción de actos como las recientes visitas a las islas de Irene Montero o Pablo Iglesias.

También es un buen testigo de cómo han cambiado los tiempos en un partido que pasó de la nada a estar presente en todas las instituciones en los últimos cuatro años. «Es todo muy diferentes, con las limitaciones que seguimos teniendo. En 2015, cuando montamos la campaña para las elecciones, solo contábamos con tres personas contratadas y la ayuda de muchas personas que colaboraban con nosotros. Ahora tenemos más experiencia, y sobre todo más músculo, por lo que seremos unas diez personas trabajando en la campaña. Gente de la que venía a colaborar que hemos podido incorporar y contratar en el equipo», detalla.

La sede, lo principal. Pero para los miembros de la campaña de Podemos el cambio fundamental está en poder echar raíces. Tras pasar por varios locales en Obispo Rabadán –curiosamente ahora ocupado por Ciudadanos–, Primero de Mayo o Ángel Guerra, el partido inauguró su sede de Guanarteme en octubre de 2017. Además, el espacio se ha convertido en un espacio de debate y difusión de ideas para el partido, que organiza allí múltiples actos. «Eso ha sido fundamental. Es la primera ocasión que afrontamos una campaña con una sede estable y eso nos ha permitido visibilizarnos mejor. Por aquí pasa mucha gente a preguntar cosas porque nos tienen más localizados. Tenemos más medios que en otras ocasiones», subraya Sánchez.

Por ello, Podemos Canarias espera tener un resultado positivo en las elecciones a pesar de las encuestas. «En relación a 2015 ahora lo tenemos mucho más fácil para hacer llegar nuestro mensaje. Los medios de comunicación nos ofrecen más espacio, incluso los medios públicos en relación a nuestra representación en las instituciones, tienen que cedernos más tiempo», resalta.