«Si necesito 2.000 millones, que se dejen de ‘películas’ con 700»

28/05/2020

Casimiro Curbelo advierte que si el Gobierno estatal no permite que Canarias pueda endeudarse «de forma masiva y a largo plazo, no va a poder afrontar la reconstrucción futura». Y eso significa que la cifra no puede ser inferior a 2.000 millones. Desdeña que se hablen de 700 o de 800 millones cuando la póliza de los 1.700 millones, aún sin firmar, sirve en parte para pagar las nóminas.

— ¿Le preocupa que se firme el Pacto por la Reactivación Social y Económica de Canarias sin un marco financiero claro?

— Un pacto no es una cuestión de voluntad política únicamente, sino se necesita articular una serie de medidas. Por tanto tenemos que hablar también de financiación, no tendría sentido que no fuera de otra manera...

— En el pacto...

— El pacto, fuera del pacto y durante el pacto.

— Insisto porque como la oposición reclama que sea en el pacto y el Gobierno lo deriva al plan...

— El pacto debe tener un plan financiero, si no, no sirve de nada.

— Entonces, ¿está de acuerdo con que CC cuestione el pacto y el PP junto a Ciudadanos amague con no firmarlo porque no se garantiza la ficha financiera?

— No es ni una cosa, ni la otra. Ficha financiera para el pacto sí que existe, otra cosa es que no satisfaga las aspiraciones de determinados grupos. El pacto debe tener una doble visión, la de sumar esfuerzos para que la línea de actuación sea consensuada y que esas líneas tengan una definición económica para hacerlas posibles.

— ¿Comparte el último cuadro económico incluido?

— Deberá ir mejorando porque hay que incluir los fondos europeos. De lo que se trata es de sumar a las Administraciones que más posibilidades tienen y en estos momentos, la Comunidad Autónoma y las corporaciones locales, son las que menos. Estamos viviendo una realidad difícil a consecuencia de la caída de la economía, especialmente los recursos vinculados al REF. Del fondo no reembolsable de 16.000 millones, el Gobierno estaba pensando compensar solo la caída de los tributos cedidos y digo esperaba porque espero que lo cambie. Y de los 500.000 millones que la UE va a repartir, España debe tener en cuenta la condición ultraperiférica de Canarias.

— ¿Está acordado dentro del cuatripartito que el Gobierno central deba dar ese trato singular a Canarias?

— No, pero nosotros vamos a trabajar para que se compense de forma integral y total el conjunto de recursos del REF que se pierden. Cuando esto esté atendido, pasamos a hablar de disponer del superávit y el endeudamiento. Digo más: si a la Comunidad Autónoma no le permiten un endeudamiento a largo plazo y de forma masiva, no va a poder afrontar la reconstrucción futura.

— ¿Qué es exactamente un endeudamiento a largo plazo y masivo?

— El Gobierno de Canarias aprobó una póliza de 1.700 millones (que todavía no ha utilizado) para poder pedir 800 millones y pagar las nóminas mientras vienen los acuerdos y las soluciones del Estado y Europa. A largo plazo significa que si voy a coger un crédito lo será para 10 o 15 años y masivo, que si necesito 2.000 millones, que se dejen de películas con 700 u 800 millones. Y es ahora el momento de endeudarse; ahora es el momento para la ayuda, ahora es cuando los ciudadanos lo necesitan porque el año que viene, si ya he dejado caer todo el tejido productivo, chiquita cosa.

— Sin embargo, el presidente Pedro Sánchez sigue sin decir nada...

— Por eso lanzó un gesto Nueva Canarias absteniéndose en la prórroga del estado de alarma, y yo he dicho que ya es hora. El Gobierno de España tiene que responder a la demanda de esta comunidad autónoma.

— ¿Esperaba de la última reunión entre Torres y Sánchez, después del acuerdo entre el PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu, algún avance?

— Por supuesto. La reacción del Gobierno de España debe ser ya. Cada día que pasa, ya es tarde.

— ¿Los cabildos han sido citados ya por la ministra de Hacienda?

— No. He dicho también que el Gobierno de Canarias debe liderar estas reuniones. No es razonable que vayamos a la negociación bilateral de una parte el Gobierno y de otra parte los cabildos y otra los ayuntamientos a través de la FEMP. No se trata de llegar el primero; o llegamos todos juntos o no llegamos.

— ¿Le molestó que en la primera reunión con Montero no estuvieran invitadas las corporaciones locales?

— No, no. En esa reunión es donde surgió la situación económica de los cabildos. Lo que digo es que en Canarias es necesario que todos caminemos desde la cooperación y la Comunidad Autónoma necesita a las corporaciones locales para reconstruir la actividad económica y atender las necesidades sociales.

— ¿Está viendo alguna intención en el Gobierno autonómico de acaparar y controlar los fondos estatales?

— Respondo de forma clara: la Comunidad Autónoma debe ser generosa con cabildos y ayuntamientos y se tiene que visualizar.

— ¿Qué le parece el anuncio del presidente Pedro Sánchez sobre apertura del turismo extranjero para julio?

— Me parece oportuno pero si se dan las condiciones de seguridad.

— Sin embargo Sánchez no mencionó ningún plan estratégico ni específico Canarias...

— Dijo que el sector iba a tener un tratamiento preferente. La ministra habla de la necesidad de diferenciar un plan específico por la singularidad canaria, pero hay que ser consciente del retraso que han tenido todas las medidas.

— ¿Qué piensa cuando escucha a otros partidos, algunos del cuatripartito, reducir el peso de la actividad turística en la economía?.

— Es verdad que hay una gran dependencia del turismo, pero no es el único; dependemos de los combustibles fósiles un 90%. No es razonable que esto sea así. Hay que apostar por el turismo y cualificarlo cada día más para que lleguen menos turistas y gasten más.

— ¡No me diga que defiende ahora de limitar el crecimiento!...

— No nos engañemos. El control del crecimiento está muy vinculado a la planificación territorial. Debemos buscar un equilibrio entre el crecimiento demográfico y turístico con la preservación del medio natural y la biodiversidad. No podemos crecer hasta donde queremos.

— Dígame las tres medidas imprescindibles para su partido que deben estar en el pacto...

— No podemos volver a teorizar sobre la vivienda; tenemos que ser eficaces. Llevamos sin construir viviendas demasiado tiempo y no podemos preparar planes y planes para que el ciudadano perciba que fracasan nuevamente. Otra medida muy importante, la de fortalecer la inversión pública e incluimos unas prioridades en cada isla. Del mismo modo, apostar por la gestión de los residuos, la recogida selectiva y la lucha contra el cambio climático. No son teorías, hay que llevarlo a la realidad con hechos muy potentes. Y por último, la simplificación administrativa; tengo un proyecto sobre recarga eléctrica de 1,3 millones y llevo dos años esperando por la declaración medioambiental.

— ¿No se supone que la Ley del Suelo iba a arreglar la burocracia?.

— La Ley del Suelo tiene buenas intenciones pero la burocracia administrativa la paraliza.

— Hizo unas declaraciones polémicas sobre recortes a los funcionarios. El consejero de Hacienda negó recortes en servicios públicos. ¿Cree que podrá mantener su compromiso?.

— Mis declaraciones se sacaron de contexto. En 2008 se tuvo que recortar el salario de los funcionarios; si esta crisis es mucho más potente, la lógica apunta a lo que apunta.

— ¿A qué apunta?.

— Si para recuperar el futuro tenemos que hacer sacrificios, habrá sacrificios para todos.

— ¿Y cree que habrá sacrificios?.

— Muchos, lo que pasa que muchos que escuchan esto se ponen nerviosos porque han vivido en la situación más acomodaticia posible. No seamos hipócritas. Estamos inmersos en una crisis sin precedentes y para reconstruir, serán necesarios los esfuerzos, y llegarán medidas que ni siquiera dependerán de nosotros, sino del Estado.

— NC, que tiene la Consejería de Hacienda, asegura que antes de recortar, se suben impuestos. ¿Coincide?.

— Me niego radicalmente.

— Claro, ustedes apoyaron a un Gobierno que rebajó el IGIC...

— Lo apoyamos porque se compensaron a las corporaciones locales, del mismo modo que he apoyado lo contrario porque ha sido una modificación equilibrada.