El PP eleva sus exigencias para apoyar los presupuestos de CC

29/08/2018

La portavoz del Grupo Popular y secretaria general, María Australia Navarro, advierte al Gobierno de que no darán un cheque en blanco para aprobar las cuentas de 2019. Exige una rebaja «generalizada y sustancial» del IGIC porque «ya se superó la crisis y la recaudación es histórica»

Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Coalición Canaria (CC) no debe dar por hecho el apoyo del Partido Popular a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2019 «porque a día de hoy no lo tiene». La secretaria general y portavoz parlamentaria de los conservadores canarios, María Australia Navarro, confía en que los nacionalistas abran una negociación para debatir las cuentas del próximo año, conversación en la que el PP volverá a poner sobre la mesa la rebaja fiscal y una mejor financiación en servicios públicos.

En este sentido, Navarro indicó que, antes de presentar su proyecto de ley en el Parlamento, el Gobierno de CC «en minoría» deben optar entre el modelo del PP, que implica devolver a las familias y a las pymes «el esfuerzo realizado durante los años de crisis» o el modelo del PSOE que representa, dijo, la «voracidad fiscal».

La dirigente popular expuso que el objetivo de su organización es devolver el esfuerzo de los canarios en la etapa de crisis mediante una «generalizada y sustancial» bajada de impuestos, fundamentalmente del IGIC, una propuesta que hasta ahora, el Gobierno de Canarias ha eludido aceptar, aunque sí ha planteado que se podrían llevar a cabo algunas rebajas en actividades concretas. El PP ha venido demandando hasta ahora pasar del tipo general del 7% del IGIC al 5%. El Gobierno, insistió la portavoz parlamentaria, «debe elegir con quien quiere sacar su presupuesto adelante» aunque advirtió que por parte de los populares «no van a tener un cheque en blanco».

Aunque aún no se han sentado las dos formaciones políticas para hablar respecto a las cuentas de 2019, María Australia Navarro insistió en que su modelo pasa por la bajada «sustancial de impuestos» porque, a diferencia del año pasado -en el que se aprobó un paquete de medidas-, «se habló de un cambio del modelo fiscal y eso quedó en nada». Rechaza que esta posición se interprete como una «línea roja» para negociar, pero argumenta que «los canarios no pueden esperar más. Hay que sacar la mano del bolsillo».

Recordó además la dirigente del PP que la subida del IGIC en 2012 «iba a ser transitoria y han pasado seis años», aunque las circunstancias son diferentes: «ya hemos salido de la crisis y la recaudación es histórica». Al respecto, hizo hincapié en que los primeros cuatro meses de este año -comparado con el mismo periodo del ejercicio anterior- la recaudación experimentó un incremento del 18%.

Estrategia.

Por otro lado, en los primeros días de septiembre, la dirección del PP está convocada para diseñar la estrategia del partido para el curso político que se inicia, así como el cronograma de sus prioridades en el Parlamento.

Además de los presupuestos de 2019, otro de los retos inmediatos del Partido Popular es culminar la reforma de la ley de Asuntos Sociales, que lleva pendiente toda la legislatura, y a la que «le hemos dado la vuelta como un calcetín», lo que permitirá, apostilla Navarro, que la norma pueda disponer de financiación suficiente, determinar las competencias de las distintas administraciones o contar con una cartera de servicios con ficha financiera. Espera que la tramitación culmine con su aprobación en los próximos meses y esté vigente en enero del próximo año.