Conchi Monzón: «Soy crítica con la falta de transparencia del Cabildo»

19/05/2019

La candidata de Podemos al Cabildo de Gran Canaria encabeza una lista que «no debe nada a nadie» y no viene a quedarse. Confía en reeditar un pacto de progreso, pero no olvida lo sucedido en este mandato.

— ¿Por qué votar a Podemos al Cabildo a la vista de lo ocurrido este mandato?

— Porque quienes se desmarcaron no era gente de Podemos realmente. Esas personas que utilizaron la marca y las expectativas generadas por Podemos se han presentado ahora en listas de NC. El tiempo ha puesto las cosas en su sitio. Nosotros sí creemos en el proyecto que busca que las personas estén en el centro de las decisiones políticas y vamos a seguir trabajando en la misma línea.

— ¿Volvería a pactar con NC y PSOE después de romper con Podemos y gobernar con dos consejeros electos por esa lista?

— No podemos olvidar que mientras negociábamos la continuidad del pacto con NC y PSOE, el presidente ya estaba firmando el decreto de nombramiento de los dos consejeros tránsfugas de Podemos. Pero venimos a hacer política y, con matices y diferencias, somos partidos progresistas con posibilidad de acuerdos programáticos. Se trata de hacer un programa de gobierno común y de ser luego capaces de llevarlo a cabo juntos. Solo Podemos lleva al PSOE a la izquierda y es capaz de alejar a NC del clientelismo y el insularismo.

— ¿Qué haría en primer lugar si fuera presidenta?

— Lo primero sería tener una negociación sólida y sana con todo el personal que trabaja en el Cabildo. Es el mayor valor que puede tener una administración. Es el que gestiona y presta los servicios. Y ahora la relación con los trabajadores es horrorosa y está judicializada. La negociación no es real, según me trasladan los trabajadores.

— ¿Cree que el Gobierno de Canarias pone cortapisas al desarrollo de Gran Canaria?

— Evidentemente hay clientelismo. Es el problema de los partidos nacionalistas. Nosotros proponemos que cada cabildo tenga la financiación precisa para dar los servicios de su competencia a través de un reparto basado en el coste real. Debe ser una distribución equitativa con un acuerdo entre todos los cabildos y que llegue al margen de quien esté en el Gobierno de Canarias. También el reparto de dinero del Cabildo a los ayuntamientos debe ser acordado y bajo criterios claros y transparentes.

— ¿Compraría las fincas rústicas de Amurga?

— No. Soy crítica con la falta de transparencia del Cabildo. No ha explicado todo el procedimiento, que tiene visos de presunto favoritismo, y pedimos que se revise de oficio. Espero que no se haya hecho intencionadamente, pero no me creo que nadie del Gobierno insular supiera que esos terrenos eran en parte de la familia de Román Rodríguez.

— Podemos se ha comprometido a no instalar una incineradora de residuos en la isla.

— Sería un fracaso absoluto. Estamos por potenciar la industria de reutilización, de lodos de depuradora, de salmuera, de materia orgánica... El tratamiento de residuos va a generar mucho empleo verde. Apostamos también por descentralizar la depuración de aguas residuales con pequeñas depuradoras naturales en lugares aislados pero también en los barrios y ciudades.

— ¿Qué modelo de negocio turístico defiende Podemos?

— Tenemos que huir del turismo de sol y playa y del todo incluido. No genera riqueza en la isla. Mañana se va a Túnez o Marruecos y no podremos competir con sus precios. Necesitamos que el turista encuentre un destino único con una variedad enorme de opciones: deporte, bodas, naturaleza, negocios. Que no quede todo el dinero en manos del turoperador, que salgan por la isla y visiten los restaurantes y el patrimonio arqueológico, entre otras posibilidades.

— ¿Que medidas prevé para fomentar el deporte base?

— Queremos hacer un economato para el equipamiento deportivo de los equipos y que las instalaciones públicas se abran a los ciudadanos para cualquier tipo de deporte. Vamos a crear un directorio para deportes minoritarios y un centro de tecnificación en deportes acuáticos.