CC firma ‘in extremis’ el pacto de Torres por «responsabilidad»

29/05/2020

Los nacionalistas dejan aislados finalmente al PP a pesar de compartir con los conservadores y Ciudadanos las dudas sobre el marco financiero de la reactivación económica. La Comunidad Autónoma aspira a poder usar todo el superávit

El secretario general de Coalición Canaria (CC), José Miguel Barragán anunció a media tarde de ayer que su partido firmará el Pacto por la Reactivación Social y Económica de Canarias pero solo por «responsabilidad», dado que «mantenemos dudas acerca de la ficha financiera que lo acompaña».

El anuncio se hizo a través de un comunicado informativo y después de una larga mañana de reuniones internas, lo que denota debates intensos en el seno de la formación.

Los nacionalistas dejan muy claro que su respaldo no significa dar al Gobierno un balón de oxígeno; «el que quiera ver esta firma como un visto bueno a la acción del Ejecutivo o a cómo ha gestionado esta crisis hasta ahora, se equivoca completamente», señaló. «Esta firma nos legitima y obliga aún más a fiscalizar el cumplimiento del contenido de este pacto que también está respaldado por los agentes sociales y económicos», apostilló.

CC sostiene que en el texto persisten «muchos interrogantes» y se aluden, además de la ficha financiera, a «cómo aborda la defensa de Canarias en Madrid y en el respaldo a los sectores económicos».

Barragán advierte que «no seremos cómplices de su indolencia -en referencia al Ejecutivo autonómico- con el Gobierno del Estado ni de su falta de capacidad de gestión para luchar contra una crisis», afirma.

Por su parte, el grupo parlamentario Mixto, integrado solamente por Ciudadanos (Cs), confirmó ayer que seguirá los pasos dados por el Partido Popular (PP) y no firmará el pacto.

En un comunicado informativo, la portavoz de este partido en el Parlamento, Vidina Espino, insistió en que el documento impulsado por el presidente del Gobierno «al no tener garantizada la financiación, continúa siendo papel mojado con solo un conjunto de buenas intenciones».

La diputada refuerza su argumento aludiendo a las «últimas declaraciones efectuadas esta semana por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en las que sigue mareando la perdiz, al ser preguntada por la autorización a las islas para que puedan utilizar el superávit y remanentes de 2019 o usar su capacidad de endeudamiento».

Precisamente, a este último respecto, en la versión que recoge las últimas correcciones, se afina todavía más los aspectos que, en los últimos meses, capitalizan las demandas del Gobierno de Canarias ante el central.

Así pues, se concreta que la Comunidad Autónoma pretende obtener la autorización del Ministerio de Hacienda del «100% de los superávits» y, junto al remanente de tesorería y un mayor endeudamiento, los recursos obtenidos se aplicarán a «gastos no financieros», lo cual «debe conllevar su exclusión de la regla de gasto y del objetivo del déficit», se puntualiza.

Otra novedad de última hora es el planteamiento de poder gastar «para cualquier otro fin» los 500 millones que el Gobierno central debería haber abonado a Canarias por sentencia judicial relacionada con el Convenio de Carreteras.