Bronca en el PSOE por relegar a Mena en el Cabildo grancanario

29/08/2019

La decisión de la ejecutiva de Gran Canaria de ‘puentear’ a la número dos del partido en favor de Miguel Ángel Pérez, persona de la máxima confianza de Sebastián Franquis, como portavoz en la institución ha generado un gran malestar en la organización. Sectores del partido tachan esta elección de «machista»

Nueva bronca interna en el PSOE, esta vez a cuenta de la sustitución de Luis Ibarra -que volverá al Puerto- en el Cabildo de Gran Canaria. La decisión de la ejecutiva socialista de Gran Canaria de designar como portavoz en el Cabildo a Miguel Ángel Pérez del Pino -número tres en la lista a esta institución en las elecciones de mayo- en lugar de Isabel Mena -la número dos de la candidatura-, provocó ayer un enorme revuelo y malestar en el PSOE, sobre todo por parte de las socialistas.

Mientras fuentes de la dirección insular mantienen como criterio que se trata de una «decisión política», numerosas voces del partido rechazaron esta decisión al entender que se trata de una postura que vulnera los principios de igualdad.

Quienes defienden la posición de la ejecutiva hacen hincapié en que la propuesta se adoptó por mayoría y sólo se abstuvieron «dos o tres personas», entre ellas sólo dos compañeros consejeros. El resto, incluidas las mujeres que forman parte del Gobierno del Cabildo, votaron a favor, lo que, a juicio de estas fuentes, elimina «cualquier rastro de machismo».

Además, se apunta desde esta organización que cuando se presenta una lista, se debe respetar el orden de los candidatos. «Si uno se va, lo sustituye el siguiente», explican, y agregan que los cargos dentro de una institución corresponden al grupo del PSOE, no a la ejecutiva. Sin embargo, según una nota de la dirección insular de Gran Canaria, éste es el órgano responsable de la designación del portavoz de su grupo político en la corporación del Cabildo, «de acuerdo con el artículo 327.4 del Reglamento de Desarrollo de los Estatutos Federales del PSOE».

El partido, que tras la ejecutiva insular del martes emitió una nota anunciando que Luis Ibarra dejaría el Cabildo, volvió ayer a enviar un nuevo comunicado señalando que la propuesta para que Pérez ocupara la Portavocía del grupo había sido del propio Ibarra, al entender que, «desde el punto de vista político y orgánico, es el candidato idóneo», capaz de «aunar esfuerzos para impulsar la gestión en el Cabildo y con capacidad de llegar a acuerdos con el resto de formaciones políticas». Y ese perfil es el de Miguel Ángel Pérez del Pino, «por formación, por trayectoria y por representar los mejores valores del PSOE».

La propuesta de Ibarra fue sometida a votación y aprobada por una amplia mayoría de los miembros de la ejecutiva. Pérez, secretario local de Las Palmas de Gran Canaria, es una persona de la absoluta confianza del dirigente insular, mientras que Mena está enfrentada políticamente a Franquis desde que era concejala en Las Palmas de Gran Canaria, y ha mantenido este posicionamiento en posteriores procesos orgánicos.

Aunque la mayoría de las fuentes prefirió el anonimato, lo cierto es que hombres y mujeres del PSOE señalaron ayer que este partido «abanderado de la igualdad, no puede dar pasos atrás» en esta materia. E igual que en el caso de Mena, denunciaron que los asesores nombrados para el grupo en el Cabildo son todos hombres. Se compensa de esta manera a los candidatos que se presentaron a las elecciones municipales y quedaron en la oposición. Entre ellos, figuran el dirigente de Santa Lucía, Julio Ojeda o el único concejal del PSOE de San Mateo, Rubén Díaz, así como personas próximas a Franquis.

En este sentido, la concejala de Las Palmas de Gran Canaria, Inmaculada Medina -que valora los méritos de Pérez-, considera un «error» relegar a Mena, de quien subraya su perfil político, su experiencia y su conocimiento de las instituciones y entiende que Franquis, «que es un hombre de partido, va a reconsiderar la situación». Otras militantes consideran «una vergüenza» que el secretario insular «quiera rodearse sólo de personas que pueda controlar» e indican que «el único contrapeso que puede tener es el secretario general y presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres».

Alcaldesas, vicesecretarias, consejeras y parlamentarias evitaron ayer opinar sobre la decisión de la ejecutiva de Gran Canaria.

Firmas para Sánchez

Bajo el nombre de Igualdad Socialista de Canarias, un grupo de militantes del partido en Gran Canaria ha iniciado una recogida de firmas contra la decisión de la ejecutiva de «ir en contra de los principios de igualdad de género saltándose arbitrariamente todo el ideario que defiende el partido y alterando caprichosamente las listas que presentó en las pasadas elecciones». La intención es hacer llegar esta carta al secretario federal, Pedro Sánchez, para que «tome cartas en el asunto» y se respeten los principios de igualdad y mérito. Aunque el escrito señala que se utilizó como argumento en la ejecutiva que Mena está embarazada y pronto tendría que coger una baja maternal, asistentes a esta reunión aseguraron ayer que nunca se puso esta circunstancia como razón de la decisión.