Por primera vez desde que el Partido Socialista Canario (PSC) ejerce desde la oposición parlamentaria ha renunciado a presentar una enmienda a la totalidad a los Presupuestos autonómicos.

El secretario general del PSC, Ángel Víctor Torres, lo justificó ayer al haber incluido el Gobierno de Coalición Canaria (CC) algunas de las propuestas que negoció sobre el proyecto de ley que hoy pasará su primer debate.

«Aparecen partidas que propusimos nosotros en la negociación», afirmó Torres. Mencionó los 11 millones de euros con los que se sufragarán las escuelas infantiles, el incremento en 200 millones para la Consejería de Sanidad, el hecho de que el gasto educativo vaya a llegar al 3,7% del PIB -aunque el PSC pedía el 4%- y la carrera profesional para los trabajadores en Sanidad.

Por todo esto «no sería razonable presentar una enmienda a la totalidad», insistió el secretario general. Pero reiteró que su partido votará en contra al final del trámite del proyecto de ley si no se atienden al resto de las demandas «por las que lucharemos hasta el final», aseguró.

La más importante de todas es la referida a la rebaja fiscal. «Se excluye de las bonificaciones y deducciones a todas aquellas personas que no trabajan y que en Canarias son muchas», apuntó dado que la reforma incluida en los Presupuestos está determinada a una cantidad determinada de renta por trabajo.