NC y Podemos critican la gestión sobre las aguas que señala Rabat

12/02/2020

Campos manifiesta sus «dudas» sobre la gestión que lleva a cabo el Gobierno estatal, y Déniz exige la convocatoria de la Comisión del Derecho del Mar. El PSC apoya al Ejecutivo de Sánchez

Nueva Canarias (NC) y Sí Podemos dejaron ayer al descubierto las diferencias que ha generado dentro del pacto de Gobierno en Canarias la gestión llevada a cabo por el Ejecutivo del Estado, desde que saltó la noticia de que Marruecos retoma la delimitación marítima con la aprobación de varias leyes.

El portavoz de NC, Luis Campos, empezó su intervención en el Pleno del Parlamento señalando que «no debemos dejarnos engañar» sobre un país que actúa de forma «recurrente» con la política de «hechos consumados».

Campos reconoció que el Gobierno autonómico, cuyo partido forma parte, se ha conducido en este asunto con la «máxima contundencia y rotundidad; del Gobierno del Estado tengo dudas», confesó. «Es verdad que carece de validez jurídica la actuación de Marruecos -cedió tras insistir en esta línea el Ejecutivo canario-, pero también fue una rayita en la arena lo que hizo con el Sáhara y ahí está, como país ocupante».

En este último punto se detuvo el diputado de Sí Podemos. Francisco Déniz instó al Gobierno estatal a que «no se deje amenazar» por Marruecos ya que, a su juicio, lo que este país pretende, «realmente, es marcar una posición de fuerza en el ámbito geopolítico y exigir a España las aguas y el territorio del Sáhara, cuestión sobre la que todavía se inhibe».

Por ello, Déniz dijo que «lo que tenemos que exigir es que el Gobierno del Estado convoque una Comisión de Derecho del Mar para que Canarias sea un estado archipielágico».

Sin embargo, el consejero de Administraciones Públicas y portavoz del Ejecutivo autonómico, Julio Pérez, no mentó en absoluto tal posibilidad. Justo al contrario: «lo que ha habido por parte del Gobierno del Estado ha sido máxima firmeza, nada de blandura».

Pérez llegó a afirmar que «Marruecos cambió el lenguaje» inmediatamente después de la visita de la ministra de Asuntos Exteriores, a pesar de que, sostuvo, Rabat «no ha hecho nada, sino que anuncia que hará una delimitación, y dice que por aquí pasará una línea a partir de la cual se contarán 12 más 12, más 200 y hasta 350 millas», aseguró.

La consideración iba dirigida al diputado que provocó la comparecencia del Gobierno, el nacionalista, Juan Manuel García Ramos. Éste felicitó la intervención de Campos y abundó en que «no me fío del Gobierno de España». Así que, exigió al Ejecutivo que preside Ángel Víctor Torres, aplicar el artículo 198 del Estatuto de Autonomía para que Canarias solicite al Estado la «celebración de tratados o convenios internacionales» en materias de su interés.

La portavoz del grupo Popular, Australia Navarro, afirmó que «el presidente de Canarias no puede permanecer impasible ante la política de hechos consumados».

El diputado de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Jesús Ramos, instó a impulsar las negociaciones entre los dos países para evitar tensiones.