15/01/2019

El órgano fiscalizador desaconseja seguir transfiriendo tanto dinero a los cabildos para financiar las infraestructuras dado que las administraciones insulares tienen recursos de sobra para hacerlo

El Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) que el Gobierno de Fernando Clavijo diseñó pone en riesgo la solvencia de la Comunidad Autónoma.

Así se deduce de las consideraciones que ha hecho la Audiencia de Cuentas al fiscalizar la Cuenta General de 2017 que, entre otras cosas, alerta sobre el «negativo» remanente de tesorería, lo que implica una merma en la capacidad del Gobierno para afrontar pagos y deudas en un futuro.

La institución que preside Pedro Pacheco sostiene en el informe que «no es aconsejable continuar con la senda iniciada» en el Fdcan. Explica que, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera somete a las comunidades autónomas a una restricción del gasto -regla de gasto- cuya aplicación en Canarias «está imponiendo a la Comunidad Autónoma un límite a la evolución de sus gastos más restrictiva que la que deriva del cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria».

Pese a ello, el Gobierno de Clavijo decidió al empezar la legislatura perder 160 millones anuales y transferirlos a los cabildos a través del Fdcan. «Dado que la mayor parte de los proyectos en los que se ha desarrollado el Fdcan (aproximadamente un 78 %) corresponde a inversiones en infraestructuras, deberían ser ejecutados con el superávit que presentan la mayoría de las corporaciones locales canarias», considera el órgano fiscalizador.

Así que, «con las limitaciones establecidas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, tenderemos a unas corporaciones locales cada vez con mayores superávits, cuyas competencias son soportadas, en parte, con fondos propios de la administración de autonómica, que presenta actualmente un remanente de tesorería negativo».

En el mismo informe, se constata que el «crecimiento de los recursos del Régimen Económico y Fiscal (REF) en un 69% en el periodo 2013/2017, determina que los remanentes disponibles para gastos generales de los siete cabildos insulares se hayan incrementado un 205 % entre los años 2013/2017».

Por todo ello, la Audiencia de Cuentas aconseja al Gobierno que realice un «estudio pormenorizado de las transferencias del Fondo de Desarrollo de Canarias, de modo que no se financien inversiones catalogadas como financieramente sostenibles que deberían ser realizadas con cargo al presupuesto» de las corporaciones locales,

Éstas y otras consideraciones han llevado a los grupos parlamentarios del Partido Socialista Canario (PSC) y Nueva Canarias (NC) a comparecer a la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, para que explique la solvencia de la Comunidad Autónoma.