Hacienda ve un «resquicio» para que el Estado libere el superávit

19/02/2020

El vicepresidente Román Rodríguez confía en que fructifique el diálogo abierto con la ministra Montero antes de pactar con CC la modificación de la Ley de Estabilidad que rechaza el PSOE

«Dialogar o pelear». Así situó ayer el vicepresidente del Gobierno autonómico y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, la relación que ha abierto con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Ante el Pleno del Parlamento, afirmó que «hay un resquicio para que el Ministerio de Hacienda pueda liberar el superávit», bloqueado hoy por hoy por la Ley de Estabilidad y Sostenibilidad Financiera, que impide a las Administraciones públicas -comunidades autónomas y corporaciones locales cumplidoras con los objetivos de estabilidad- gastar los miles de millones de euros que se acumulan en las entidades financieras.

Para afianzar su intuición, Rodríguez subrayó que «la ministra ha aceptado abrir el debate» al crear el grupo de trabajo, muy criticado ayer por la oposición. «Usted salió del CPFF como entró, con las manos vacías», le reprochó el diputado del Partido Popular (PP), Fernando Enseñat; «el trabajo se ha hecho y tiene sus conclusiones, así que abandone la complacencia y el silencio», le reclamó después la diputada de Coalición Canaria (CC), Rosa Dávila.

La parlamentaria nacionalista fue un paso más allá al tentarle con la posibilidad de impulsar entre CC y Nueva Canarias (NC) en el Congreso de los Diputados una iniciativa para modificar la Ley de Estabilidad y flexibilizar la regla de gasto. «Vamos a agotar todas las vías -le respondió el consejero-, y si hay que presentar iniciativas en el Congreso, lo haremos; tenemos el texto por escrito», alardeó.

«Pero espero que no haga falta», añadió Rodríguez advertido de que «ni Montero, ni Montoro -en alusión al exministro de Hacienda en el Gobierno del PP- quisieron tocar la ley, porque tienen que presentar los números a Bruselas».

En una comparecencia anterior, sobre la aplicación del Régimen Económico y Fiscal (REF), la exconsejera de Hacienda, Rosa Dávila, advirtió que «Montero no comprende las singularidades de Canarias y por lo tanto, no va a flexibilizar la regla de gasto ni va a liberar el superávit».

Román Rodríguez admitió mantenerse «alerta» porque «en la meseta se tienen grandes dificultades para entender nuestras singularidades». Por eso, sacó a colación el pacto firmado por su partido, NC, con el Partido Socialista (PSOE).

El portavoz de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, aportó razones para el «optimismo», y el de Sí Podemos, Manuel Marrero, sumó la «consonancia» entre los gobiernos estatal y autonómico. En cambio, Dávila manifestó su «preocupación» respecto de la aplicación del REF por parte del Gobierno del Estado, después de los resultados del CPFF.

El diputado del Partido Socialista Canario (PSC), Iñaki Lavandera, sacó pecho por su formación al afirmar que «siempre hemos defendido el REF y el Estatuto de Autonomía», y felicitó a Rodríguez por haber colocado en la agenda estatal la liberación del superávit.