CC y PSC confían en que hoy se apruebe el acuerdo sobre RTVC

06/03/2018

Coalición Canaria (CC) y Partido Socialista Canario (PSC) afrontan el pleno de este martes con la confianza de que no se reproducirán los «errores» que hicieron fracasar las candidaturas al Consejo Rector. Ningún diputado reconoce haber recibido instrucción para mostrar al portavoz su papeleta cuando vote.

La de hoy será la cuarta vez que se repita la votación de unas candidaturas para completar el Consejo Rector de Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC), situación inédita en la historia parlamentaria.

La vez anterior, hace un mes, los grupos que promueven dichas candidaturas perdieron la votación al no obtener el refrendo de los 36 votos que necesitan. El único voto que se fugó se interpretó como un «error» por parte de Coalición Canaria (CC) que, desde un principio, señaló al Partido Socialista Canario (PSC) y lo relacionó con sus «problemas internos».

Hoy, ambos grupos encaran la votación prevista en el pleno que comienza hoy con la confianza de que ninguno de sus diputados va a romper la disciplina de voto.

Tampoco ninguna señoría reconoció ayer haber recibido en su teléfono móvil algún mensaje enviado por la dirección de su grupo para darle instrucción alguna de cara a la votación. «Otra cosa puede suceder en la reunión del grupo», advierten, habituales en todos los casos justo antes de comenzar las sesiones plenarias.

En cualquier caso, algunos parlamentarios ya se cuidaron bien de mostrar la papeleta en anteriores votaciones. Y no todos pertenecientes a los promotores de las candidatas Marta Cantero y Carmen Zamora.

El precedente lo sentó la diputada del Partido Popular (PP), Cristina Tavío, después de que en una de las primeras votaciones votara distinto a su grupo. En realidad, ya se lo había advertido a la portavoz, Australia Navarro, al disentir de la abstención con que los conservadores expresan su oposición al acuerdo alcanzado entre Coalición Canaria y el Partido Socialista Canario.

Después de Tavío, algunos diputados socialistas enseñaron su papeleta a la portavoz en las sucesivas votaciones que se han tenido que llevar a cabo. Sin haber recibido previamente órdenes en ese sentido, se cuidaron así de resultar sospechosos en su grupo a pesar de haber sido señalados por CC.

Esta acción permitió a la portavoz del grupo, Dolores Corujo, negar taxativamente que el «error» aludido por CC se encontrara en sus filas.

En esos días posteriores al fracaso imprevisto, también corrió el rumor sobre el propio grupo Mixto. Su portavoz, Casimiro Curbelo, anunció desde el principio que apoyaría a las dos candidatas promovidas por nacionalistas y socialistas.

Sin embargo, no faltaron quienes propagaron que el voto indisciplinado del pasado día 7 de febrero procedió del grupo Mixto, posibilidad que negó con firmeza su portavoz.

Desde entonces, se desató una caza de brujas que hasta este momento no ha dado un resultado cierto.

Ayer, desde Coalición Canaria y Partido Socialista Canario se transmitía optimismo en el resultado de la votación. Entre otras cosas porque, si se tuviera que repetir, uno de los dos grupos tendría que perder a su candidata, según establece la ley que regula RTVC.