Imagen de archivo de un buque de prospecciones petroleras en el mar. / ARCADIO SUÁREZ

La oposición endurece los reproches alGobierno por su pasividad ante Rabat

El PP tilda de «absoluto fracaso» la política exterior española y CC exige transparencia sobre las prospecciones de petróleo

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ MADRID.

La confirmación de que la visita oficial de Pedro Sánchez a Mohamed VI no está ni siquiera en el horizonte porque no se dan las condiciones para cerrar la crisis diplomática con Marruecos ha levantado una nueva oleada de críticas entre los representantes canarios en el Senado, que acusan al Gobierno estatal de pasividad ante lo que califican de «constantes provocaciones» por parte de Rabat, como la falta de control sobre la inmigración irregular, la ampliación unilateral de sus fronteras marítimas y la autorización para buscar petróleo cerca de aguas canarias.

Las iniciativas para que el Gobierno dé explicaciones sobre la situación de las relaciones con Marruecos se acumulan tanto en la Cámara alta como en el Congreso, entre ellas las peticiones de comparecencia de varios ministros, y los grupos parlamentarios no han logrado que el Ejecutivo les traslade información sobre los últimos movimientos del Reino Alauí en aguas del Sáhara Occidental -sobre las que no tiene reconocida la soberanía- ni sobre su posible afectación a Canarias.

En su comparecencia ante el Senado en diciembre, la primera tras seis meses en el cargo, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, se limitó a asegurar sin datos que no tiene constancia de las prospecciones de hidrocarburos autorizadas por Marruecos invadan aguas jurisdiccionales españolas en el archipiélago canario y a garantizar que España «actuará en consecuencia» en caso de que así sea.

Las iniciativas para que el Gobierno dé explicaciones sobre la crisis diplomática se acumulan en el Senado y el Congreso

«El Gobierno de nuestro país confunde diplomacia con inmovilismo», señala el senador y secretario general de CC, Fernando Clavijo, «y mientras se alarga una situación indeseable para todos, Marruecos sigue sin poner de su parte en la incesante crisis migratoria que se vive en Canarias y las pateras continúan saliendo de sus costas ante la pasividad de sus autoridades», añade. El parlamentario nacionalista reitera asimismo su preocupación por la ampliación del espacio marítimo de Marruecos en aguas del Sáhara Occidental. «No sabemos si España ha abierto el diálogo con Marruecos sobre este contencioso o ha presentado la correspondiente denuncia en el seno de Naciones Unidas», señala, «y nos preocupa que las prospecciones petrolíferas se sitúen en nuestras aguas jurisdiccionales y el impacto ambiental que pueden tener sobre la islas», recalca.

Por su parte, el senador del PP por Gran Canaria Sergio Ramos considera que el nuevo retraso de la visita de Sánchez a Rabat evidencia el «absoluto fracaso» de la política exterior española. « Albergábamos la esperanza de que el cambio de González Laya, que fue un desastre, por Albares trajera una mejora, pero ya hemos visto que tampoco es capaz de defender los intereses de Canarias ni de España frente a Marruecos», señala.

Ramos asegura que el Gobierno «no está haciendo nada» y recuerda que las cifras de llegadas de inmigrantes irregulares a las islas en 2021 igualaron las del año anterior. «Lo que tampoco se puede tolerar es que el Gobierno no dé explicaciones de lo que quiere hacer Marruecos con las prospecciones y que no sepamos todavía si existen todas las garantías», añade el senador popular.