Xxxxxxxxx. / FIRMA

Navarro se retira para que el PP «vuelva a ser alternativa» en Canarias

El partido convoca para este jueves la Junta Directiva que organizará el congreso de enero en el que se decidirán los futuros cambios

INGRID ORTIZ LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

El cambio en la dirección del Partido Popular de Canarias vuelve a confirmarse de la mano de su presidenta, Australia Navarro, que anunció ayer en rueda de prensa que no volverá a presentarse como candidata. Una decisión que ha declarado como propia y «muy meditada», con el objetivo de dar «un nuevo impulso» al partido. La presidenta de los populares canarios desmintió así los rumores de presiones internas por parte de la dirección general para renovar la ejecutiva canaria y aseguró que su retirada se produce en un contexto de «absoluta serenidad» y «estabilidad» que favorecerá un cambio en el liderazgo sin conflictos internos. Con estas declaraciones se desmarcó, también, de las críticas de algunos exdirigentes del PP que exigían cambios estructurales ante una dirección general «agotada y desnortada».

Así, Navarro pondrá fin a una etapa que comenzó con el relevo de Asier Antona en 2019 –debido a la pérdida de confianza por parte de la dirección nacional– pero continuará sus funciones como diputada y portavoz en el Parlamento canario. «Estoy orgullosa de haber presidido el PP en todo este tiempo –aseguró–. Ha sido un honor y una responsabilidad que, con errores y aciertos, he tratado de ejercer pensando siempre en el partido, en nuestra unidad e identidad. Esa es nuestra gran fortaleza».

Los cambios en la nueva ejecutiva regional se confirmarán en el 15º congreso del Partido Popular, cuyas fechas se darán a conocer de forma oficial a partir de este jueves tras la convocatoria de la Junta Directiva. Navarro ya ha adelantado que propondrá los días 22 y 23 de enero y Tenerife como punto de encuentro, ya que el anterior cónclave se celebró en Gran Canaria. Además, ha anunciado que para el comité organizador incluirá entre sus sugerencias a la actual secretaria de Organización, Auxiliadora Pérez, como presidenta, Luz Reverón como secretaria, un máximo de seis vocales que serán representativos de las islas no capitalinas y la presencia de un miembro de Nuevas Generaciones. «Para nosotros es muy importante respetar los tiempos», indicó Navarro, que se negó a pronunciarse sobre quiénes podrían ser las alternativas para sustituirla al frente de la presidencia del partido.

La popular confía en que la ejecutiva entrante cuente con el tiempo suficiente para consolidarse de cara a las próximas elecciones de 2023 y sumarse al proyecto de un PP que ya está «en el buen camino». En este sentido, la popular hizo balance de los múltiples desafíos a los que se ha enfrentado la política en los dos últimos años –la pandemia, la crisis económica o el volcán, entre otros– y que han fortalecido a su partido como «única alternativa» no solo para los canarios sino también para el resto del Estado, respaldando así al dirigente nacional, Pablo Casado. «El PP ha tratado en todo momento de sumar, eso sí, sin perder el sentido crítico y sin dejar de fiscalizar la acción del Gobierno de Canarias, que más allá de buenas palabras sigue siendo deficiente», criticó Navarro.

Apuesta por la estabilidad.

Sobre el crisis abierta en Lanzarote, Australia Navarro mostró su apoyo a la alcaldesa de Arrecife, la popular Astrid Pérez, que tras perder la confianza de cinco concejales del Psoe decidió cesarlos de su cargo. Según la líder autonómica, su partido siempre ha buscado la estabilidad en las instituciones y en este caso «tampoco se podía poner en tela de juicio». Afirmó que la alcaldesa ya trabaja con el resto de partido políticos para solucionar la situación con la mayor rapidez posible y con «total transparencia».