Noemí Santana, consejera regional de Derechos Sociales. / C7

Montero se marcha por no alcanzar las 5.000 nuevas altas que prometió

La sustitución del todavía director general de Dependencia por la socialista Marta Arocha se hará efectiva a final de año

LORETO GUTIÉRREZ Madrid

El director general de Dependencia y Discapacidad del Gobierno de Canarias, Miguel Montero, ha explicado a su equipo que la decisión de renunciar a su cargo -en el que permanecerá hasta final de año- está motivada por la imposibilidad de cumplir su compromiso de incorporar 5.000 nuevas altas al sistema de prestaciones a lo largo de 2021. «Si no lo consigo me voy a mi casa», señaló Montero en una entrevista concedida a la Cadena Cope el pasado 8 de febrero. A punto de acabar el año, la gestión de Montero ha permitido sumar desde el mes de enero unas 1.300 altas, menos de la mitad de lo que se había marcado como objetivo, razón por la que asegura que ha decidido dejar el cargo. «Si no podemos arreglar la vida a la gente, que venga otro y lo haga», adelantó en la misma entrevista el todavía director general y miembro de la formación Podemos.

Tras conocerse su dimisión, Montero negaba ayer en las redes sociales que su marcha tenga que ver con razones personales ajenas a su responsabilidad. «Yo no he dimitido por motivos personales. Eso es lo que alegan los malos políticos. O peor, aquello de 'motivos profesionales' para que quede claro que tienen trabajo al que volver. En fin, seguimos en la brecha», publicó en Twitter.

El anuncio de la salida de Montero y su sustitución a partir de enero por la socialista Marta Arocha, que ya ocupó el cargo en 2016 cuando Patricia Hernández era consejera de Políticas Sociales, ha levantado críticas en la oposición por la forma en que se está llevando a cabo el relevo. «Cuando hay que hacer un cambio en una dirección general tan compleja y con tantos problemas como la de Dependencia hay que hacerlo con seriedad y rapidez, de manera responsable», señala la portavoz de CC en materia de asuntos sociales en el Parlamento canario, Cristina Valido, «hay miles de personas en las islas esperando que se resuelvan sus expedientes y no es tolerable que tengamos que asistir ahora a la batalla interna que se está produciendo entre los socios de Gobierno, nos parece una falta de respeto a las personas dependientes», señala.

La oposición critica la forma en la que se produce el relevo por la «batalla interna» entre miembros del Gobierno

Por parte de NC, formación integrante del Gobierno desde la que también ha habido críticas a la gestión de la dependencia, su portavoz en la Cámara regional, Luis Campos, reconoce que los datos que deja Montero «están muy lejos de lo que nos gustaría», aunque en su descarga señala que «la dependencia en Canarias siempre ha sido un absoluto desastre» y destaca que a su llegada al cargo «recibió una herencia muy compleja de gestionar, con más de 5.000 expedientes apilados en el suelo sin procesar, que ya se están tramitando». Recuerda también Campos que la pandemia de coronavirus complicó aún más la situación al impedir el desarrollo normal de los trabajos. En cuanto a la sustitución de Montero, Campos considera positivo que la elegida sea Marta Arocha, porque conoce desde dentro la gestión de la dependencia. «Tiene experiencia y no necesita pasar por la fase de ponerse al día en el funcionamiento del departamento», señala. El PSOE, a través de su portavoz parlamentaria, Nayra Alemán, manifestó su respeto por la decisión de Montero sin hacer ninguna otra valoración, salvo para desear éxito a quien a partir de ahora ocupe una dirección general «vital para el futuro de Canarias», expuso.