Borrar
Félix Bolaños, ministro de Presidencia, durante una comparecencia pública. Efe

Madrid dice que Marruecos se compromete a luchar contra la inmigración irregular

«Vamos a tener una relación estable en la que se compromete a colaborar contra la trata de personas», dice el ministro de Presidencia, Félix Bolaños

Efe

Madrid

Sábado, 19 de marzo 2022, 12:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El ministro español de Presidencia, Félix Bolaños, aseguró este sábado que el apoyo de España a la iniciativa de autonomía marroquí para el Sahara garantiza entre los dos países «una buena» y «estable» relación, en la que el país africano se ha comprometido a luchar contra la inmigración irregular.

Así lo manifestó Bolaños en declaraciones a los medios, tras conocerse ayer la nueva postura del Gobierno español sobre el Sahara, que supone un cambio total de posición respecto al futuro de ese territorio, antigua colonia española, ya que hasta ahora defendía los acuerdos de la ONU para celebrar un referéndum en el Sahara, para determinar su futuro político.

Una postura que, según el ministro español, «pone de manifiesto que vamos a tener una buena relación con Marruecos, que vamos a tener una relación estable, en la que se compromete a colaborar contra la trata de personas, contra la inmigración ilegal«, destacó.

Bolaños valoró que en este momento es necesario que «consigamos estabilidad», porque «el mundo necesita de acuerdos de cooperación entre países, de trabajar conjuntamente para problemas comunes», como es, en el caso concreto de España y Marruecos, la inmigración irregular.

Marruecos es una de las vías por la que miles de inmigrantes africanos tratan de llegar a España, puerta de acceso a Europa, y en los últimos meses se han repetido episodios de saltos masivos a las vallas fronterizas que separan el país africano de las ciudades españolas de Ceuta y Melilla, además de los que llegan en pequeñas embarcaciones a las costas del sur de España.

El apoyo por parte del Gobierno español a la propuesta marroquí de autonomía presentada en 2007 para el Sahara Occidental se dio a conocer a través de un comunicado del Gabinete Real que informó sobre una carta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al rey Mohamed VI.

La noticia fue confirmada poco después por el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que la calificó como «la base más seria, creíble y realista para la resolución de esta disputa« sobre la soberanía de la excolonia española.

Sin embargo, desde el Fremte Polisario, que representa al pueblo saharaui, su delegado en las españolas Islas Canarias, Hamdi Mansour, reprochó este sábado al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que haya utilizado al pueblo saharaui como «moneda de cambio» para retomar «las dañadas relaciones políticas y diplomáticas» entre España y Marruecos, según declaró a EFE.

En su opinión, el pronunciamiento hecho público ayer «se contradice enormemente» con la responsabilidad histórica, moral, política y jurídica de España con el problema saharaui, pues sabe «perfectamente» que se trata de un territorio no descolonizado y pendiente de una resolución por parte de Naciones Unidas.

El contencioso sobre el Sáhara Occidental comenzó en 1975 cuando Marruecos se anexionó el territorio de esta antigua colonia española en pleno proceso de descolonización, mientras que el Frente Polisario proclamó unilateralmente la República Árabe Saharaui Democrática en los campos de refugiados saharauis en Argelia y declaró la guerra a Rabat.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios