Los sindicatos temen que las elecciones paren las negociaciones

14/02/2019

CC OO, UGT y CSIF ven necesario avanzar en los procesos selectivos antes de mayo porque de lo contrario éstos quedarían para el próximo año, una vez asentado el nuevo Gobierno

Las Palmas de Gran Canaria

Después de dos años de «intenso y complejo» trabajo, Gobierno canario y sindicatos han encontrado vías de encuentro para llevar a cabo pruebas de acceso a la administración que permita tanto ocupar plazas vacantes como de estabilización de las existentes. Sin embargo, las organizaciones sindicales tienen claro que estos procesos se tienen que cerrar antes de las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo «o tendremos otro año en blanco».

Tanto CC OO como UGT y CSIF reconocen que los procedimientos administrativos son demasiado largos, lo que conlleva retrasos respecto a los plazos establecidos. Aún así, confían en poder avanzar en lo que queda de legislatura para que se puedan cubrir vacantes.

Uno de los «grandes escollos» en este proceso, explica el responsable regional del sector autonómico del Csif, Javier Galván, es la actualización de las RPT después de que los juzgados anularan la modificación conjunta que hizo el Gobierno en 2013, por lo que siguen vigentes las de 2007. Es preciso, dice, adaptar las RPT a la estructura actual de la Comunidad «consejería a consejería».

En este sentido, el dirigente del Área Pública de CC OO, José Ramón Barroso, indicó que sus datos coinciden con los aportados por la diputada de Podemos Concha Monzón en el Parlamento de Canarias que apuntan que hay 2.200 plazas públicas sin ocupar. Esta situación, detalla, es especialmente preocupante en las áreas de Empleo, Política Territorial o la administración de Justicia y a pesar de que en los dos últimos años se han convocado plazas con carácter de urgencia, «son totalmente insuficientes».

Desde la Federación de Servicios Públicos de UGT, Francisco Bautista y Manuel Navarro, insisten en separar los procesos en las áreas de Educación y Sanidad con el resto de la función pública. En estas dos áreas se desarrollarán este año dos importantes procesos selectivos que permitirá alcanzar los acuerdos sobre eventuales. En los servicios generales, indican, se debe negociar aún cómo se llevan a cabo las ofertas de empleo y establecer las tasas de reposición. En este área hay al menos 4.000 trabajadores eventuales y más de la mitad de estos puestos -de los que no son servicios esenciales- se podrían convocar.

Estabilidad

Con una tasa de interinidad que ronda el 20%, porcentaje que sube casi 10 puntos en Educación, la estabilidad de los empleados públicos es una de las grandes reivindicaciones de los sindicatos.

Uno de sus caballos de batalla es la estabilización de mayores de 50 años en toda la administración pública excepto para Educación, área en la que cuentan con una reglamentación excepcional a nivel nacional.

La posibilidad de realizar concurso de méritos para los mayores de 50 años y que accedan a un puesto de trabajo estable está contemplado en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para este año. Sin embargo, CC OO, UGT y Csif reconocen que, de momento, no se ha avanzado nada sobre este asunto y reconocen que será muy difícil que salga en esta legislatura.

Por otro lado, denuncian que las listas de interinos están agotadas y que unos servicios «están tirando de otros». En administración general, por ejemplo, la falta de personal «es tremenda, lo que obliga a los empleados que están en su puesto de trabajo a un esfuerzo importante», indican.