Los sindicatos arremeten contra los elogios de Clavijo a la patronal

CC OO y UGT calificaron de «incoherencia» la distinción a las dos organizaciones provinciales de empresarios con la Medalla de Oro cuando son responsables de la realidad laboral y social canaria.

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

Los líderes sindicales de UGT y CC OO criticaron ayer la concesión de la Medalla de Oro de Canarias a las dos patronales de las Islas y la «incoherencia» del presidente, Fernando Clavijo, que en su discurso en el acto institucional del Día de Canarias -y después de entregar las distinciones- hizo hincapié en las desigualdades sociales y en los problemas laborales.

El secretario general de UGT, Gustavo Santana, calificó de «chocante» la intervención de Clavijo en la que reconoció que en las Islas no hay un reparto justo de la riqueza que el registro de parados alcanza los 213.000 personas «y luego se premie a quienes son los máximos responsables de esa situación, que son las patronales». Para esta organización, dijo su máximo dirigente, «es una profunda incoherencia saber cómo está la realidad social, económica y laboral y dar un premio a quienes, después de siete años de expansión económica, son corresponsables de la este escenario». Para Santana, «es preciso dejar de manifiesto que las organizaciones empresariales no han estado a la altura de la circunstancias porque son responsables de la cronificación de la pobreza, del abuso de jornadas parciales en la contratación o de la devaluación salarial».

También el secretario general de CC OO, Inocencio González, coincidió en calificar de «incoherencia» del presidente la distinción a la Confederación Canaria de Empresarios de Las Palmas y a la CEOE de Santa Cruz de Tenerife después de esbozar las «asignaturas pendientes» de la realidad canaria en materia social y desempleo.

Más allá de las Medallas de Oro concedidas por el Gobierno, González «exigió» a las dos patronales canarias que sean «consecuentes» con una realidad que es «perfectamente mejorable y con la que las organizaciones empresariales no han mostrado sensibilidad». El dirigente sindical expresó también su desacuerdo con el presidente en su alusión a que «los que más tienen han aportado a los que menos tienen» y apuntó que, «a pesar de tener una normativa laboral que les es muy favorable, los empresarios nos lo ponen muy difícil a la hora de negociar y los acuerdos que alcanzamos son medianamente asumibles». Para CC OO, los objetivos prioritarios son mejorar los salarios; el empleo; y la jornada laboral «porque cada vez hay más jornadas contratadas inferiores a las que se realizan». Insistió Inocencio González en que piden que las patronales sean consecuentes con esta realidad porque «la precariedad se está ampliando y no hay retorno de los beneficios empresariales a las condiciones de los trabajadores».

Por otro lado, Santana destacó que se debe abordar «con urgencia» la necesidad de contar con los mismos derechos laborales en las dos provincias canarias. Ahora mismo, dijo, un trabajador canario no tiene los mismos derechos laborales en todas las islas «consecuencia de tener dos patronales provinciales», lo que a su juicio «no es razonable».