Los agricultores, pendientes de la letra pequeña de la ayuda al agua

30/03/2019

Los productores celebran el lunes una reunión de urgencia para analizar el decreto aprobado ayer por el Consejo de Ministros y decidirán si mantienen la movilización del próximo viernes.

Los agricultores canarios han recibido «con agrado» la aprobación por parte del Consejo de Ministros del decreto que regula la concesión de una ayuda de ocho millones para el agua de regadío, pero no lanzan las campanas al vuelo. De hecho, mantienen la movilización prevista para el próximo viernes en espera de analizar la letra pequeña del decreto aprobado ayer por el Gobierno central, una vez se publique en el Boletín Oficial.

El secretario general de Asaga Canarias, Javier Gutiérrez, indicó ayer que el lunes está prevista una «reunión de urgencia» de distintas organizaciones -Coag, Iniciativa por el Agua, además de la suya- para comprobar que las alegaciones que se hicieron al borrador de decreto están recogidas en la redacción final. Si no es así, continuarán con sus reivindicaciones en la calle y llevarán a cabo la manifestación prevista para el viernes.

Entre estas observaciones, los productores consideran «fundamental» que se produzca la transferencia de los fondos desde el Estado para su distribución sin que tenga que adelantarlo la Comunidad autónoma, tal como estaba en el primer documento expuesto publicamente.

Tal como estaba redactado, explica Gutiérrez, se compromete al Gobierno canario y además puede generar demoras por los trámites administrativos. Tampoco se contemplaba en el borrador un aspecto que los agricultores consideran importante, y es que las solicitudes deben ir acompañadas de una justificación, extremo que estaba bien definido en las ayudas de 2017, pero que en esta ocasión fue obviado.

Insiste el secretario general de Asaga en que estas alegaciones deben estar recogidas en el decreto «para tranquilidad del sector». Añade que ocho millones «seguramente no son suficientes para sufragar el sobrecoste del agua de regadío procedente de pozos y desalación, pero es una oportunidad de que esta ayuda se consolide en el tiempo y se cumpla el REF agrario». Se trata, agrega, de una reivindicación «necesaria y justa»

En cuanto al retraso en la distribución de los seis millones de ayudas correspondientes a 2017 por parte del Gobierno de Canarias -que las hizo efectivas esta semana-, Javier Gutiérrez justifica esta demora y apunta que «para ser justos, es preciso reconocer que era la primera vez que se concedían estas subvenciones y eso conlleva un trámite administrativo complejo, a lo que igualmente se unen problemas de personal».

Aunque el dinero había sido transferido a la Comunidad Autónoma hace meses, la convocatoria salió en septiembre y la resolución provisional el pasado mes de diciembre, hasta que se resolvió definitivamente hace tres días.

Costes asumibles

El decreto aprobado ayer, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, permite a los agricultores acceder, «a costes asumibles», a agua procedente de desalación y de pozos y de galerías. Este recurso cuesta a los productores del Archipiélago una media de 60 céntimos el metro cúbico, según señaló el dirigente de Asaga Canarias, Javier Gutiérrez, aunque señaló que en islas como Lanzarote esta cifra puede alcanzar hasta 1,10 euros.

Esto significa, explicó, que un metro cúbico de agua en las islas puede costar «el doble o el triple que en la Península».

Canarias, dijo ayer el Gobierno central, por su localización geográfica, ve agravada su situación por la escasez de aguas superficiales y la imposibilidad de obtenerlas por sistemas convencionales, como ocurre en la península.

El regadío es el principal consumidor de agua en la mayoría de las islas del archipiélago, con una superficie regada de 28.990 hectáreas, lo que representa el 69,85% de la superficie cultivada.

  • 1

    ¿Deben ceder los ayuntamientos y los cabildos su parte de la recaudación del IGIC, como les pide el Gobierno de Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados