La transexual González asegura que no le queda otra que «salir a comer pollas» para vivir

La transexual Cindy González, que es vocal por El Hierro de la Asociación ATC Rainbow, aseguró hoy en comisión parlamentaria que su vida es normal «dentro de lo posible» y ejerce la prostitución porque para vivir no le queda otra que «salir a comer pollas, hablando mal y pronto».

EFE / SANTA CRUZ DE TENERIFE

Miembro del área de transexualidad de la asociación Obeti, Cyndi González, que tiene 31 años, compareció en comisión parlamentaria a propuesta de Podemos para hablar de la situación laboral de las mujeres trans en Canarias, y durante su primer intervención recordó que el desempleo afecta aproximadamente al 85 por ciento de las personas de este colectivo.

Natural de Gran Canaria y residente en Tenerife, Cindy González afirmó que hasta que no se tiene una persona transexual en la familia no se tiene empatía hacia ellas, y cuestionó la actual ley canaria de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales.

Esa ley se aprobó en 2014 y en su elaboración se tuvo en cuenta a los colectivos LGTBI, sobre todo de gays y lesbianas, pero «nadie» preguntó por las necesidades de transexuales, y por ello «no funciona», añadió Cindy González.

Consideró que los planes de empleo no funcionan para las personas transexuales porque se habla de igualdad, cuando a su juicio debe hablarse de equidad, y explicó que con estudios de psicología y como auxiliar de peluquería le dicen que está sobrecualificada.

Cindy González ha trabajado recientemente en Madrid como jardinera y durante tres meses e insistió en que en materia de empleo debería haber discriminación positiva para que las empresas contraten a personas transexuales porque, de lo contrario, opinó, no funcionarán los planes.

Como ejemplo puso que muchas empresas prefieren pagar una multa por no contratar a personas con discapacidad que cumplir con los planes.

Comentó que el primer problema de las personas transexuales es el acoso escolar y señaló que es un colectivo afectado por problemas de exclusión e infinidad de trastornos cuando no se asume la identidad en un tiempo adecuado.

Además, Cindy González reclamó que los servicios sociales reciban preparación para atender las necesidades de mujeres transexuales que no reciben ayuda porque tienen una red familiar de apoyo, algo que, dijo, es una injusticia porque «no tienen que ser ni ni».

Melodie Mendoza, del grupo Mixto, fue la primera diputada en intervenir y en recordar que hoy se conmemora el Día Internacional de la Memoria Transexual, y dijo que si bien en educación hay un protocolo de acompañamiento al alumnado trans no ocurre lo mismo en el ámbito laboral, lo que favorece la exclusión social, por lo que reclamó que las empresas se adapten a la realidad social.

La diputada de Podemos María del Río criticó que no se ha desarrollado el protocolo de empleo incluido en la ley canaria aprobada en 2014, e insistió en que, al margen de los datos quería conocer la parte familiar, la situación laboral de Cindy González y las dificultades reales de su vida.

La diputada del grupo Popular Josefa Luzardo reconoció que hay que hacer mucho más para conocer la realidad de las personas transexuales y reconoció que no sabe cómo habrá que hacer para que sean incluidas en los planes de empleo.

La diputada del grupo Socialista Dolores Padrón recordó que hoy también se conmemora la muerte de un dictador que dictó la ley de vagos y maleantes, por lo que recordó que la historia «está ahí» y es preciso arrancar planteamientos como la homofobia y la transfobia, y apostó por planes de empleo público en favor de colectivos trans.

La diputada del grupo Nacionalista Canario Dolores García apostó porque desde el Parlamento de Canarias se hagan visibles los problemas de este colectivo para que se conozca su realidad, y reclamó que no se tomen como normales los impedimentos que sufren. EFE