Los interinos mantienen las protestas tras 20 meses de huelga