Hacienda encara sus Presupuestos sin apartarse «un milímetro» de los servicios públicos

El vicepresidente canario y consejero del área, Román Rodríguez, ha firmado la orden que inicia la confección de las últimas cuentas de este mandato, también orientadas a la recuperación económica

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Los Presupuestos autonómicos de 2023, los cuartos y últimos del actual mandato, volverán a poner el foco en «la defensa de los servicios públicos, la protección de los sectores más vulnerables de la sociedad y la contribución a la recuperación económica».

Así lo afirmó este lunes el vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, que firmó el pasado viernes la orden departamental que da inicio al proceso de confección.

La elaboración de las cuentas autonómicas del próximo año seguirá el procedimiento previsto en la citada orden -que se estructura en dos capítulos, trece artículos y tres disposiciones adicionales- y en las Directrices aprobadas por el Consejo de Gobierno en su última reunión, también a iniciativa de la Consejería de Hacienda.

Los Presupuestos no solo mantienen el compromiso social que ha caracterizado la gestión del actual Ejecutivo, en función del pacto de Gobierno firmado en 2019, sino que se ha reforzado significativamente al hilo de las dificultades que se han venido produciendo desde febrero de 2020, aseguran en una nota.

Primero, con la irrupción de la pandemia y sus devastadoras consecuencias económicas; luego, con la erupción en La Palma y ahora, con los efectos de la guerra en Ucrania y la escalada de precios.

«Desgraciadamente, los canarios nos hemos tenido que enfrentar a situaciones muy duras -señala Rodríguez-, pero por fortuna lo hemos hecho con un Gobierno que no ha escatimado ni un solo euro para defender los servicios públicos esenciales, para fortalecer la protección social, para ofrecer ayudas directas a aquellas personas, colectivos y empresas más castigados por las sucesivas crisis y para contribuir a la recuperación de los sectores productivos dañados».

El vicepresidente recordó, a este respecto, la evolución de algunas partidas presupuestarias en estos años y señaló que constituyen la prueba fehaciente de que el compromiso social del Gobierno no es un reclamo propagandístico, sino una «realidad».

Por ejemplo, el gasto financiero en el Servicio Canario de la Salud se ha incrementado desde el año 2019 en un 15,15%; el de Educación, en un 21,9%; o el de Derechos Sociales, en un 25,4%. Estos porcentajes son más elevados aún en el caso del Servicio Canario de Empleo, cuyo presupuesto se ha incrementado en un 41,7 por ciento; Vivienda, en un 65,4 por ciento, o Transición Ecológica, en un 77,7 por ciento.

También han aumentado considerablemente las secciones vinculadas con los sectores productivos. Así, Turismo, Industria y Comercio ha crecido un 52,1%, mientras que Agricultura, Ganadería y Pesca lo ha hecho en un 45,1%.

Una gestión «atinada y progresista»

Al hilo de estos datos, el vicepresidente aseguró que la defensa de lo público y la protección de los sectores sociales vulnerables, junto a los estímulos a la actividad económica, certifican la política progresista desarrollada por el actual Gobierno, al tiempo que se preguntó «qué hubiera ocurrido» si otros partidos que defienden el desmantelamiento de los servicios públicos hubieran estado al frente de Canarias en estos tiempos «tan exigentes».

«En los momentos más duros hemos encontrado al Gobierno canario más firme, sensible y riguroso», dijo el vicepresidente, quien en todo caso valoró la respuesta valiente que ha dado Europa a las sucesivas crisis, «muy diferente a la que ofreció en 2008, basada en los recortes de lo público y la austeridad».