Pérez cambia la Ley de Cabildos pese a faltar acuerdo en el pacto

07/02/2020

El PSC de Lanzarote impone el nombramiento directo de los directores insulares en contra de Sí Podemos. El Gobierno obliga al pacto a negociar cuando la ley ómnibus llegue al Parlamento

El consejero de Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno autonómico, Julio Pérez, dijo ayer que la conocida como ley ómnibus -término que se emplea para definir una norma que implica la modificación de otras muchas- llevará incluida el cambio de la Ley de Cabildos, a pesar de que tal alteración no está acordada del todo entre los partidos firmantes del pacto.

Pérez tuvo que salir del paso cuando se le preguntó por los efectos que pudiera tener una sentencia del Tribunal Supremo sobre la forma de nombrar al personal directivo en las Administraciones locales. En ella, se rechaza que las entidades locales puedan modificar los criterios de elección de altos cargos puesto que figuran en la normativa estatal. «Pero también los cabildos son instituciones de la Comunidad Autónoma, no solo entidades locales», opuso el consejero aludiendo al Estatuto de Autonomía.

En cualquier caso, la modificación legislativa que tiene previsto aprobar el Gobierno la semana próxima, dentro del amplio marco de la ley ómnibus, es la versión que el cuatripartito le dio a una de las enmiendas presentadas al entonces proyecto de ley de presupuestos, que hoy ya está aprobado. «Será el punto de partida», indicó.

Así pues, el nombramiento de los titulares de los órganos directivos se hará libremente por el consejo de gobierno insular, a propuesta del presidente del respectivo cabildo insular.

Es lo que pretendió principalmente la presidenta de la corporación de Lanzarote y secretaria general insular del Partido Socialista Canario (PSC), Dolores Corujo, que buscó asegurarse que este tipo de nombramientos se hiciera sin concurrencia pública. Su planteamiento fue apoyado después por la Federación Canaria de Islas (Fecai).

Sin embargo, ya desde entonces Sí Podemos expresó su disconformidad con este cambio, aunque sus siglas aparecieron entre el resto de los partidos que apoyan al Gobierno cuando presentaron de forma conjunta la mencionada enmienda a los Presupuestos. Pero precisamente por esta discrepancia, a la que se unió Nueva Canarias (NC), tal enmienda quedó aparcada.

Fuentes cercanas al cuatripartito sostienen que, «a día de hoy, sigue sin haber acuerdo interno». En este contexto, cabe enmarcar la puntualización hecha ayer por Julio Pérez cuando afirmó que «estamos muy atentos a las decisiones judiciales, por si de ellas se deduce alguna regla que debamos copiar, dado que lo más importante es la seguridad jurídica».

Este desacuerdo, si no se remedia antes de que salga del próximo Consejo de Gobierno, obliga al PSC, NC, Sí Podemos y Agrupación Socialista Gomera (ASG) a intensificar las negociaciones ya en el Parlamento, cuando llegue la ley ómnibus para su aprobación definitiva.