Canarias reducirá el superávit a 300 millones al cierre el ejercicio

30/11/2019

El «escaso gasto» de la administración en los meses de verano por la puesta en marcha del nuevo Gobierno, así como el abono en un solo pago de 700 millones del Fondo de Competitividad son la causa de que las arcas públicas contaran, a septiembre, con 525 millones de excedente

El Gobierno de Canarias cerrará 2019 con un superávit que rondará entre los 250 y los 300 millones según un informe de ejecución presupuestario realizado hace escasamente dos semanas. Además, y ésta es la principal preocupación del Ejecutivo, se contendrá la regla de gasto en el 2,7%.

Según estas cifras, la comunidad autónoma rebajará en el último trimestre del año el superávit en más de 200 millones respecto al acumulado registrado por el Ministerio de Hacienda hasta el mes de septiembre y hechos públicos esta semana. Estos datos apuntaban que Canarias alcanzó en los primeros nueve meses del año un superávit de 525 millones (el 1,10% de su PIB), el más alto de todo el Estado.

El viceconsejero de Hacienda y Planificación, Fermín Delgado, señaló que esta circunstancia se produce porque el pasado mes de julio, Canarias recibió del Fondo de Competitividad estatal unos 700 millones de euros. Esta cantidad se paga de una sola vez a todas las comunidades que tienen derecho a estos recursos, y Canarias los recibe -desde los Presupuestos de 2017 tras la desvinculación de los recursos del REF de la financiación autonómica- por estar por debajo de la media de la renta per capita de España.

Detalla el viceconsejero que, hasta junio, las cuentas autonómicas se hallaban en situación de déficit, pero la entrada de esta partida «extraordinaria» hace que los ingresos regionales «den un salto». A esto se añade el «escaso gasto» que se ha producido durante el verano en el Archipiélago debido a la convocatoria de elecciones, la formación del nuevo Gobierno y su puesta en marcha. Según Delgado, «esta situación provoca una disminución del gasto en estos meses, quedaron reducidos a las nóminas, gastos ordinarios y poco más».

En este sentido, abunda que los ingresos ordinarios de financiación de la comunidad autónoma están fijados en unos 400 millones mensuales -practicamente la misma cantidad de gasto-, pero al recibir los 700 millones del Fondo de Competitividad en julio -«unido al no gasto de estos meses»-, queda desde julio un superávit «muy grande». Entiende al respecto que el «normal rendimiento» de la administración en el último trimestre del año, y a medida que se vayan ejecutando los gastos presupuestados, se absorberá este superávit hasta dejarlo en unos 250 millones ó 300 millones al cierre del ejercicio. La previsión del Gobierno saliente de CC contemplaba que esta cifra se situara en los 410 millones.

El viceconsejero señala que el superávit «no tiene que ver» con las retenciones de gasto que el Gobierno está llevando a cabo en todos los capítulos -excepto el capítulo I del Presupuesto- para hacer frente en el último trimestre a las nóminas de las contrataciones por reducción de jornada en Sanidad y Educación y que suponen unos 140 millones.

Insiste en que esta fórmula es necesaria para no incumplir la regla de gasto de 2019, que no puede superar el 2,7% del gasto del ejercicio anterior. «Con este incremento de personal», señala, «la previsión en agosto nos colocaba cerca de un 5% de la regla de gasto». Por eso ha sido preciso reducir el gasto e intentar cubrir las nóminas con partidas de otros capítulos, al margen del superávit. «El incremento de gasto hará que el superávit de reduzca, pero lo más importante para nosotros es cumplir con la regla de gasto», porque «Madrid castiga su incumplimiento».

La mitad de las cantidades a cuenta

El Estado sólo ha ingresado a la Tesorería de la comunidad autónoma la mitad de la partida adeudada por las cantidades a cuenta de la financiación autonómica correspondiente a 2019. Aunque el compromiso del Gobierno central con las autonomías fue ingresar estos fondos en el mes de noviembre, Canarias sólo ha recibido una parte y, el viceconsejero de Hacienda y Planificación, Fermín Delgado, entiende que ha ocurrido lo mismo con todas las comunidades autónomas.

Madrid adeuda a Canarias 223 millones de los que en noviembre estaba previsto que se ingresaran 206 millones. Sin embargo, tal como señaló Delgado, recientemente se han recibido 103 millones y confía en que la otra mitad llegará a las arcas públicas antes de que acabe el año. «Llegará seguro, porque ese pago está reconocido en un decreto ley aprobado por el Gobierno», insistió el viceconsejero, aunque de momento señala que Madrid no ha ofrecido ninguna explicación a este desdoblamiento del pago.