El Gobierno agilizará los permisos a los jóvenes inmigrantes

El ministro de Inclusión y Migraciones prevé aprobar hoy la modificación del reglamento de Extranjería pese a la oposición de Marlaska

EFE Madrid

El Gobierno prevé aprobar este martes la modificación del Reglamento de Extranjería que flexibilizará los requisitos exigidos a menores no acompañados y extutelados para obtener la residencia y el permiso de trabajo, han confirmado a Efe fuentes del Ejecutivo.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones cacula que con esta reforma podrán beneficiarse unos 15.000 jóvenes (8.000 menores bajo la tutela de las comunidades autónomas y 7.000 extutelados) para que no queden en situación irregular al alcanzar la mayoría de edad, ya que al cumplir 18 años les resulta muy difícil regularizar su situación.

El nuevo reglamento plantea rebajar gran parte de los requisitos exigidos a los jóvenes extranjeros tutelados r educiendo los plazos fijados para obtener la residencia y los requisitos económicos, aumentando la vigencia de esos permisos de residencia y facilitando el acceso a un empleo.

Además, la autorización de residencia incluirá el permiso de trabajo a los menores extranjeros de entre 16 y 18 años.

Entre las principales modificaciones figura la reducción de 9 meses a 15 días del plazo para conceder el permiso de residencia a los menores que llegan a un centro de acogida, y plantea que, aunque sean provisionales, al menos se empiecen a tramitar los documentos.

Se incrementa la vigencia del permiso de residencia, que pasa de un año a dos, renovable por periodos de cinco años mientras el beneficiario siga siendo menor. Cuando les caduque la tarjeta de residencia, los mayores podrán renovarla por dos años más y optar, según cada caso, a un permiso de larga duración.

Se suprime la aplicación del régimen de residencia no lucrativa para los menores extranjeros que cumplen la mayoría de edad y son titulares de una autorización de residencia. Actualmente, se enfrentan a una serie de requisitos que complican mantener sus papeles en regla, puesto que al salir del centro de acogida se les da una tarjeta de residencia de un año que no les permite trabajar.

Para renovar su documentación tendrán que acreditar medios económicos suficientes equiparables al 100 % del ingreso mínimo vital (IMV) para una persona sola. Esta exigencia no será necesaria si el joven está acogido en alguna institución (pública o privada) que garantice su manutención.

Para aquellos menores extranjeros que cumplen 18 años sin formalizar su permiso de residencia, la reforma establece que puedan solicitar una autorización de residencia y trabajo en las mismas condiciones con requisitos añadidos.

El objetivo es que este nuevo régimen se aplique a los extutelados que, habiendo cumplido los 18 años, no pudieron pedir su autorización de residencia por las dificultades del actual reglamento. En caso de que cumplan con las nuevas condiciones, podrán hacerlo los jóvenes extranjeros de entre 18 y 23 años.

«La medida de mayor calado en Migraciones»

La Consejería de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias cree que, aunque no es «tan ambiciosa» como la reforma de la Ley de Extranjería que José Luis Escrivá había prometido al asumir el cargo, la modificación de su reglamento «es la medida de más calado» de las planteadas por el Ministerio de Migraciones.

La Consejería de Derechos Sociales del Gobierno canario valora que el texto «pretenda acabar con una dinámica que se repite constantemente: los jóvenes extutelados que no han sido documentados en los centros de acogida, como marca la ley, pasan, de la noche a la mañana, de ser niños protegidos a adultos en situación irregular».