García Ramos pide firmeza con Rabat