Gana el PSOE y el PP acusa la irrupción de Vox

22/10/2018

Encuesta para CANARIAS7. Vox empieza a aparecer en las estimaciones electorales y podría entrar en el Parlamento. Es una de las conclusiones del sondeo elaborado por Metroscopia-Henneo con un trabajo realizado este mes. El Partido Socialista sigue en cabeza pero experimenta un ligero descenso

Si en este momento tuvieran lugar unas elecciones generales, el PSOE sería el partido más votado, con el 25.2% de los votos (2.5 puntos más que en 2016), seguido de cerca por el Partido Popular (22.6%: diez puntos menos que en 2016) y por Ciudadanos (19.2%: 6.1 más que entonces). Unidos Podemos (es decir, Podemos más sus confluencias) conseguiría en total el 17.7% de los votos (3.4 puntos menos que en las elecciones últimas). Pero, con toda probabilidad, la noticia más destacable tras esta hipotética inminente convocatoria electoral, sería el resultado que Vox habría alcanzado: 5.1% de los votos (lo que casi con certeza le permitiría entrar en el nuevo Parlamento). Un análisis más detallado de estos datos (que, conviene recordar, no tienen carácter predictivo alguno: constituyen tan solo una forma de expresar, traducido en cifras electorales, el estado de ánimo actual de la ciudadanía en relación con nuestra vida pública) permite una serie de conclusiones meramente tentativas.

Pese a seguir en cabeza, el PSOE vería interrumpida su trayectoria ascendente de estos últimos meses, con una pérdida de apoyos de entidad moderada pero quizá indicativa de que el inicial efecto Sánchez (detectado tras su investidura el pasado junio) podría estar experimentando algún desgaste: está por ver que se trate de algo transitorio o del inicio de una tendencia de suave declive.

En todo caso, ese posible desgaste del posible apoyo electoral al PSOE solo redundaría en beneficio de Unidos Podemos, cuyo actual voto estimado (17.7%) es 2.6 puntos superior al que Metroscopia le suponía hace solo un mes, aunque pese a ello esta cifra siga lejos todavía del 21.1% logrado por la formación morada en las elecciones de 2016.

Gana el PSOE y el PP acusa la irrupción de Vox
Centroderecha dividido

El porcentaje de votos que PP y Ciudadanos obtendrían ahora no varía significativamente en comparación con el que cabía suponerles hace un mes: ambas formaciones se encontrarían en una suerte de compás de espera que, el período electoral que ahora se inicia en Andalucía, quizá podría alterar. En todo caso, la irrupción -todavía minoritaria, pero en modo alguno desdeñable- de Vox en el tablero electoral podría contribuir a una mayor fragmentación del ámbito del centro-derecha y, a la vez, a alterar su jerarquización interna.

En los datos de este sondeo de Metroscopia-Henneo destaca la actual baja fidelidad de los votantes de PP y Ciudadanos: solamente el 46% y el 51% de quienes les votaron en 2016 dicen que volverían a votarles ahora. En el caso de PSOE y UP este porcentaje es apreciablemente más elevado, e idéntico: 62%. Esta menor predisposición actual a volver a votar a los dos partidos del ámbito de la derecha/centro-derecha no supone tanto una fuga diferencial de votos desde PP y Cs hacia otras formaciones, como una mayor proporción votantes que se mantienen en la duda o en la indecisión (26% en el caso del PP, 25% en el de Cs; en cambio esta fracción de dubitativos alcanza el 22% entre el electorado socialista y el 17% entre el de Unidos Podemos).

La pulsión ciudadana por una inmediata convocatoria electoral se mantiene estable numérica e ideológicamente

En cuanto a la movilización actual del electorado, aunque ligeramente superior a la detectada a finales de septiembre (la participación estimada entonces para el supuesto de una inminente consulta electoral fue el 63%: ahora es el 66%/67%) sigue estando por debajo del porcentaje real de participación en 2016 (fue el 69.8%). Teniendo en cuenta la mucho menor distancia -en votos- entre partidos que, en comparación con junio de 2016, parecería ahora existir, la cifra real de participación reviste una especial importancia, pues puede introducir alguna matización significativa en las estimaciones aquí ofrecidas.

La pulsión ciudadana por una inmediata convocatoria electoral se mantiene estable numérica e ideológicamente. Así, el 56% quiere que se convoquen ya los comicios: solo dos puntos más que hace un mes. La abrumadora mayoría de los votantes de los dos principales partidos del bloque de la derecha quieren elecciones inmediatas (90% los del PP; 81% los de Ciudadanos).

En cambio, la mayoría de los votantes tanto del PSOE (66%) como de Unidos Podemos (70%) prefieren, por el contrario, agotar la actual legislatura.

En todo caso, los autores del sondeo recuerdan que a fecha de hoy no hay convocadas elecciones generales y, por ello, las intenciones de voto que declaran en el sondeo expresan exclusivamente su estado de ánimo en este momento concreto. No pueden ser tomadas como expresión de opciones electorales ya plenamente cristalizadas.

A partir de las intenciones de voto, cabe realizar una estimación de lo que, con mayor probabilidad, podría ser el resultado de unas súbitas nuevas elecciones. Pero una estimación, conviene recordarlo, es solo una interpretación (que trata de ser lo más razonable y mejor fundada posible, pero nunca indiscutible) de los datos disponibles. Por tanto, debe ser entendida como un juego de simulación, más o menos afinado, al que no procede conceder, fuera de períodos electorales, mayor relevancia o trascendencia.

  • 1

    ¿Deben ser los partidos políticos los que designen a los miembros del Consejo General del Poder Judicial?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados