Imagen de archivo del consejero Sebastián Franquis. / C7

Franquis espera abordar antes de fin de mes con la ministra la deuda de carreteras

El consejero ha enviado dos cartas a Raquel Sánchez para recordarle que está pendiente la firma de la adenda, que quedó cerrada con Ábalos

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria.

El consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, espera reunirse antes de que acabe este mes de septiembre con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, para abordar la firma de la adenda al convenio de carreteras, un asunto que ya había quedado ultimado con el anterior titular del departamento, José Luis Ábalos.

El pasado 14 de julio, Franquis envió una carta a la ministra recordándole la importancia de este convenio para la comunidad autónoma, a la que contestó poniéndose a disposición del consejero pero pidiendo tiempo para organizar el equipo, puesto que estaba recién incorporada al Ministerio tras la remodelación del Gobierno llevada a cabo por Sánchez. A principios de septiembre, se le remitió una segunda carta y el consejero espera que se ponga fecha en breve a la reunión y que se pueda producir este mismo mes.

DEUDA

  • Cuantía Canarias mantiene con la comunidad autónoma una deuda de 400 millones por inversiones no realizadas entre los años 2012 y 2017.

  • Adenda El acuerdo cerrado conÁbalos y que ahora debe suscribir Sánchez, es incorporar una adenda al actual convenio a ejecutar en dos años.

  • Anexo Canarias quiere garantizar el dinero para obras del viejo convenio aún en ejecución.

Canarias ya había cerrado con Ábalos un acuerdo para liquidar la deuda de 407 millones que el Estado aún mantiene con la comunidad autónoma por las anualidades de 2012 a 2017 del anterior convenio de carreteras. Las cantidades correspondientes a estos años no llegaron a invertirse en las islas por los recortes presupuestarios del Gobierno central presidido entonces por el Partido Popular.

Con la firma de esta adenda, según el acuerdo cerrado con el anterior ministro -que estaba previsto firmar inmediatamente después de Semana Santa, según anunció el propio Ángel Víctor Torres-, más de 400 millones se incluirán en el actual convenio, firmado en 2018, en dos nuevas anualidades. Aunque este plan finaliza en 2027 las aportaciones económicas al mismo cesaban en 2025. Con este acuerdo, también habrá asignación financiera en los dos últimos años.

Cuando se firme definitivamente la adenda, se dará cumplimiento a las cuatro sentencias pendientes referidas a los proyectos del anterior convenio no financiados y no ejecutados en su momento por falta de los fondos del Estado. Además, Canarias ha solicitado al Estado añadir un anexo al actual programa para incluir, y garantizar así su financiación, varias obras del viejo convenio que siguen ejecutándose en la actualidad.

La deuda inicial del Estado con Canarias por proyectos no financiados y no ejecutados era de 445 millones, pero en ejercicio de 2019 ya se ingresaron en las arcas del archipiélago 38 millones para obras del anterior convenio que se ejecutaron cuando éste ya estaba vencido, por lo que la deuda pendiente se concretó en 407 millones.

El Convenio de Carreteras 2018-2027 se incrementará finalmente hasta los 1.600 millones de euros, una ampliación de fondos que, según los cálculos de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, podrían generar más de 5.300 empleos en obras de infraestructura viaria solo en las dos últimas anualidades del convenio. Además, supondrá un retorno fiscal para la comunidad autónoma cercano a los 100 millones de euros.