Sebastián Franquis y Augusto Hidalgo durante un acto celebrado en CANARIAS7. / JUAN CARLOS ALONSO

Ferraz frena los congresos insulares para evitar el choque entre Franquis e Hidalgo

La dirección federal del PSOE aplaza el calendario dos horas antes de que el alcalde capitalino presentara su candidatura a liderar el partido en Gran Canaria

R.CH. Las Palmas de Gran Canaria

La dirección federal del PSOE dio ayer un puñetazo en la mesa al frenar en seco el calendario aprobado por los socialistas canarios para elegir a sus líderes orgánicos en Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura. La inédita decisión fue adoptada por Ferraz horas antes de que el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, presentara su candidatura a relevar a Sebastián Franquis al frente de los socialistas de esta isla.

Con esta maniobra 'in extremis', la dirección nacional del PSOE busca evitar un choque de trenes entre dos pesos pesados del partido, ya que la falta de un acuerdo interno implicaba que Hidalgo y Franquis se enfrentarían en unas primarias dos semanas antes de que Ángel Víctor Torres fuera aclamado en el congreso regional socialista convocado para mediados del próximo mes de noviembre.

El objetivo de Ferraz al paralizar el calendario de elección de candidatos para los congresos insulares es forzar a los dos sectores enfrentados en Gran Canaria a llegar a un acuerdo. Hidalgo aspira a hacerse con el control del partido para ser candidato al Cabildo insular en 2023 sin condiciones a la hora de confeccionar las listas electorales. Sin embargo, Sebastián Franquis se resiste a ceder el bastón de mando y estaba dispuesto a batirse con el alcalde en unas primarias de difícil pronóstico y enorme desgaste para ambos.

De hecho, el histórico dirigente socialista ya venció por escasos votos a Augusto Hidalgo en un pulso similar hace varios años, en aquella ocasión logró al mantenerse por la mínima al frente de la dirección del PSOE en la capital grancanaria.

La intervención de la dirección nacional del partido da al presidente del Gobierno y líder regional socialista la oportunidad de intervenir para que ambos altos cargos alcancen un acuerdo que entierre el hacha de guerra. De hecho, en una reunión del máximo nivel celebrada el pasado viernes Ángel Víctor Torres solicitó al bando de Hidalgo y al de Franquis que hicieran un último esfuerzo de consenso.

Ese llamamiento a la paz interna no tuvo demasiado efecto, con lo que Ferraz se ha visto forzado a intervenir ante el anuncio de que Augusto Hidalgo iba a formalizar ayer a las doce su candidatura al PSOE grancanario.