Román Rodríguez es el presidente de Nueva Canarias. / Juan Carlos Alonso

NC expresa su «más absoluto» rechazo al giro de Sánchez sobre el Sáhara

El presidente, Román Rodríguez, sostiene que este giro «contraviene el derecho internacional, ya que Marruecos no tiene la soberanía del territorio»

EUROPA PRESS Santa Cruz de Tenerife

El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, ha expresado «el más absoluto de los rechazos» al cambio decidido por el presidente estatal y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al apoyar y «dar carta de naturaleza» después de 46 años de conflicto a los planes de Marruecos de autonomía para el Sáhara Occidental.

El presidente de NC ha denunciado en un comunicado que este giro «contraviene el derecho internacional, ya que Marruecos no tiene la soberanía del territorio, que ocupa por la fuerza el Sáhara Occidental desde 1975 e incumple los acuerdos de la Organización de Naciones Unidas (ONU)«.

Román Rodríguez ha reiterado la solidaridad de NC, de todas las instituciones canarias y la sociedad de las Islas «con la justa causa del pueblo saharaui» y se ratificó en «una solución pacífica de este doloroso conflicto, que dura más de 46 años y que solo será posible con la celebración de un referéndum de autodeterminación, garantizando el respeto a la democracia y a la libertad«.

El líder de los nacionalistas progresistas quiso recordar algunos de los numerosos pronunciamientos judiciales estatales e internacionales en los que se ratifica que el Sáhara no pertenece a Marruecos, desde el dictamen del Tribunal Internacional de Justicia de 1975 y el plan de 1991 aceptado por el país africano y auspiciado por las Naciones Unidas, donde se establece la celebración del referéndum en 1992.

También las sentencias de la Audiencia Nacional de 2014, del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) en 2016, 2018 y 2021 contra acuerdos comerciales suscritos entre la UE y el reino alauita inaplicables en el Sáhara Occidental y, entre otras, las reiteradas resoluciones de la Unión Africana en las que reafirma el derecho de autodeterminación de los saharauis.

Román Rodríguez incidió en que una inmensa mayoría de países no reconoce la soberanía de Marruecos sobre este pueblo y, con este cambio del PSOE, Pedro Sánchez «entra en una contradicción flagrante«. »Por un lado condena la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin pero, al mismo tiempo, reconoce la ocupación del territorio saharaui e introduce un factor de inestabilidad en la crisis energética agudizada por el conflicto bélico en Europa«, alertó Rodríguez.

El también vicepresidente del Gobierno de Canarias afirmó que el gas argelino «es una alternativa al ruso, que es un país actor protagonista en el norte de África y clave en el conflicto por su apoyo al pueblo saharaui y con unas relaciones muy deterioradas, inexistentes en la actualidad, con el reino alauita«.

En las filas de Nueva Canarias también se han vuelto a encender las alarmas ante las conocidas pretensiones anexionistas de Marruecos y la práctica de la política de los hechos consumados. Se refirió Rodríguez a la decisión unilateral e ilegal, que comienza a articularse con dos leyes publicadas en el Boletín Oficial alauita de finales de marzo de 2020, de ampliar su frontera marítima ocupando las aguas territoriales del Archipiélago y del Sáhara. A pesar de que carece de validez jurídica, Román Rodríguez mantuvo que es «un ataque a los intereses de Canarias».

En la misma línea de preocupación se pronunció al recordar el grave contexto que atraviesa la zona, que está en un estado de guerra desde que, en noviembre de 2020, el ejército alauita rompiera el alto el fuego.

El diputado nacional de NC Pedro Quevedo suscribirá una petición de comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. «No creemos que los socialistas vayan a encontrar muchos aliados en esta posición injusta e unilateral, con la que se pone de parte del ocupante en un conflicto arrastrado durante casi medio siglo», aventuró el presidente de NC.