La gestión de Costas es una de las competencias más demandas por Canarias. Facilitaría procesos como el del Hotel Oliva Beach de Corralejo / C7

El Estado inicia el proceso de traspaso de competencias

Política Territorial prepara la cesión de tres materias previstas en el Estatuto pero no convoca aún la Comisión Mixta de Transferencias

LORETO GUTIÉRREZ Madrid.

El Gobierno de Canarias anunció ayer que el Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha abierto el proceso de traspaso de nuevas competencias a la comunidad autónoma, pendiente de impulsar desde que en noviembre de 2018 entró en vigor el nuevo Estatuto de Autonomía que establece el pleno desarrollo del autogobierno. En una primera fase, el departamento que desde el 27 de enero dirige Miquel Iceta prevé poner en marcha la cesión competencial de la ordenación y gestión de costas, la tutela financiera de las corporaciones locales y la defensa de la competencia en los mercados, para lo que ya ha solicitado la necesaria documentación a los ministerios de Transición Ecológica, Hacienda y Asuntos Económicos.

La «respuesta favorable» de Política Territorial a la petición cursada por el Ejecutivo canario para poner en marcha el traspaso de las competencias recogidas en el Estatuto supone el primer paso de un proceso administrativo aún en fase incipiente, para el que no se prevé de momento la convocatoria de la Comisión Mixta de Transferencias Estado-Canarias, el órgano bilateral donde se evalúan los medios personales, materiales y financieros necesarios para el ejercicio de las competencias atribuidas estatutariamente.

En un comunicado, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, valoró el «esfuerzo» que ambas administraciones, estatal y autonómica, han hecho por avanzar en los trabajos preparatorios «a pesar de la crisis derivada de la pandemia».

En noviembre de 2019, un año después de la aprobación del Estatuto, Canarias presentó al Estado el primer informe sobre las transferencias pendientes, un asunto que Torres ha señalado en varias ocasiones como una de las prioridades de su mandato. El presidente del Ejecutivo autónomo asegura que la interlocución con el Ministerio de Política Territorial, hasta hace solo una semana ocupado por la canaria Carolina Darias -actual ministra de Sanidad-, es «permanente», y espera que el proceso de traspasos que ahora se inicia con tres materias concretas se cumpla también con el resto de las competencias recogidas en el Estatuto.

El anuncio de la apertura del proceso de traspaso competencial ha sido acogido de forma dispar por las fuerzas políticas. Para el senador de CC por la comunidad autónoma, Fernando Clavijo, se trata únicamente de «un anuncio hueco, vacío de contenido», que por una parte refleja «la obviedad de que el Estado debe reconocer el fuero canario» y por otra «confirma que se ha perdido más de un año en el desarrollo del autogobierno y de herramientas que serían muy útiles para Canarias, sobre todo ahora en tiempo de pandemia», añade.

Clavijo considera que si hubiera una verdadera voluntad política por parte del Estado de impulsar el desarrollo del autogobierno de Canarias se tendría que haber anunciado la reunión inmediata de la Comisión Mixta de Transferencias, cuya convocatoria ha sido reclamada por el Parlamento autónomo y por el Senado, con sendas iniciativas aprobadas en noviembre, la de la Cámara Alta a propuesta suya. «Para traspasar competencias hay que dotarlas de financiación y de personal», recalca el senado nacionalista, «y eso solo se puede hacer en la Comisión Mixta de Transferencias, no basta con abrir un simple proceso administrativo», añade.

Por contra, el coordinador territorial de NC, Luis Campos, calificó de «muy positivo» que el Estado haya iniciado los trámites para el traspaso de las primeras materias, al tiempo que instó a agilizar los encuentros bilaterales entre los Gobiernos estatal y canario para impulsar la totalidad de las competencias recogidas en el Estatuto. «Canarias necesita más autogobierno porque así dispondremos de las herramientas que necesitamos para abordar con más garantías situaciones tan difíciles como las actuales», señaló.