Los empresarios reclaman la firma del traspaso de competencias en materia de costas. / C7

El retraso en las transferencias de Costas frena proyectos en las islas

La patronal turística de Las Palmas y la CEOE de Tenerife coinciden en que Madrid «no tiene interés» en ceder estas transferencias

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La lentitud de la negociación y los consiguientes retrasos en el traspaso de competencias en materia de Costas del Estado a Canarias «preocupa» a los empresarios del archipiélago porque «en todas las islas hay infraestructuras paralizadas esperando que se cierre un acuerdo», tal como señala el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (Feht), José María Mañaricúa.

Falta de interés

Tanto él como el presidente de CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso, denuncian que el Gobierno central «nunca ha mostró interés por ceder esta gestión», que califican de «fundamental» para la comunidad autónoma.

El dirigente de la patronal tinerfeña puntualiza que estas transferencias tenían que estar firmadas «desde hace años» y considera una «discriminación» que se demore el cierre de un acuerdo cuando sí se han suscrito con otras comunidades autónomas.

En este sentido, Mañaricúa indica que el panorama es «muy negro» si Madrid mantiene su poca predisposición a traspasar esta materia y Canarias insiste en que no las recibirá sin los medios humanos necesarios.

Aprovechamiento de la costa

A su juicio, disponer de estas transferencias es «muy importante» porque en Canarias el aprovechamiento de la costa se lleva a cabo los doce meses del año, por lo que entiende que «si es necesario, el Gobierno regional debe proveer los medios precisos, pero no se puede dilatar más el cierre de un acuerdo».

A su juicio, un o de los asuntos que retrasan esta decisión es que «el Ministerio de Transición Ecológica quiere decidir sobre expedientes que afectan a Canarias y que deben ser tomadas por el Gobierno de Canarias, como los relativos a los hoteles Riu Oliva Beach y Tres islas, ambos en Fuerteventura, que se están poniendo en duda desde Madrid».

Una «losa» sobre los proyectos

Ambos dirigentes empresariales reconocen que estas transferencias tienen una importancia capital para el archipiélago tanto en la actividad pública como en la privada, ya sea para la ordenación del sector turístico, para la oferta de ocio y otro tipo de actuaciones que tienen que ver con el litoral como la depuración de las aguas. Insisten en mostrar su preocupación porque la falta de acuerdo entre las dos administraciones. Aún así, confían en que esté cerrado en julio.

Para los empresarios, la falta de definición sobre la gestión del litoral es «una losa» que está sobre todos los proyectos y les impide avanzar. Se refieren tanto a inversión privada como pública, «condicionadas por una negociación muy lenta y muy lejana respecto a lo que se necesita».

Pedro Alfonso señala que esta situación limita todo lo que tiene que ver con energía eólica off shore, ocio en las playas, la acuicultura... También José María Mañaricúa se refiere a obras pendientes en Gran Canaria, entre las que cita la renovación del paseo Las Burras-San Agustín, pendiente desde 2017, el paseo de Patalavaca «en condiciones horribles» o los chiringuitos de Maspalomas, que no han sido reabiertos.