El CSIF ve «alarmante» la situación de los edificios administrativos

11/08/2018

El sindicato vuelve a denunciar que los numerosos desperfectos y averías en Usos Múltiples no se subsanan y ponen en riesgo no sólo a los empleados públicos sino a los usuarios.

Las Palmas de Gran Canaria

El CSIF ha vuelto a denunciar la «alarmante situación» en que se encuentran los edificios administrativos de la Comunidad Autónoma en Gran Canaria, especialmente las «numerosas» cristaleras del edificio Usos Múltiples II, ya que estos centros de trabajo carecen de un adecuado mantenimiento.

Desde hace meses, este sindicato viene señalando el riesgo existente tanto para los empleados como para los usuarios de los citados edificios públicos, aunque las advertencias, indican, han caído hasta ahora en saco roto. Y todo ello a pesar de que han sido ya varios los empleados que han sufrido percances de distintas consideración y las denuncias han sido reiteradas, tanto de manera verbal como escrita.

El responsable provincial de Autonomía del CSIF, Esteban Vega, insiste en manifestar su «preocupación por los accidentes que se han producido» y la nula respuesta obtenida de los responsables de esta situación. Explica al respecto que corresponde al Gobierno de Canarias «garantizar las condiciones de seguridad y salud de los empleados públicos» pero es «evidente la dejación que hace de esa responsabilidad».

Por todo ello, la organización sindical observa «con estupor e indignación» que no se está adoptando ninguna medida para anular o reducir los riesgos. Así, Vega detalla que existen cristaleras rajadas en varias plantas del edificio o sistemas de aire acondicionado generan excesivo ruido en algunos despachos que a diario son frecuentados por numeroso público y es «habitual que los cables estén a la vista o pegados con cinta adhesiva al suelo».

Agrega que el trabajo desarrollado por los técnicos del Servicio de Prevención de Riesgos «cae en saco roto, dado que muchas deficiencias denunciadas a través de sus informes no están siendo solucionadas». Agrega que si estas anomalías se produjeran en empresas privadas «acarrearían graves sanciones por parte de la Administración». El sindicato exige al Gobierno de Canarias que ejecute con carácter de urgencia el decreto sobre la prevención de riesgos laborales con ámbito de aplicación en la administración de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Cae la puerta de un baño

La nueva denuncia del CSIF sobre las averías y desperfectos que existen en los centros públicos de trabajo se produce después de otro accidente que sufrió una funcionaria. Se da la circunstancia de que ya se había puesto en conocimiento de la administración a través de varios escritos desde mayo -y antes de manera verbal- en los que se advertía de las dificultades para acceder a un baño con puerta de cristal en Usos Múltiples II. Hasta que finalmente ésta se rompió provocando lesiones leves a una trabajadora, que requirió la asistencia ambulatoria y diez sesiones de rehabilitación.

No es la primera vez que un empleado resulta lesionado en su puesto de trabajo en los edificios de la Comunidad Autónoma por desperfectos en las instalaciones. «Si la avería se hubiera corregido, no se habría producido el accidente», apunta el responsable provincial de Autonomía del CSIF, Esteban Vega.

«Nos preocupa esta situación», insiste Vega, «porque aunque la mayoría de los accidentes en el puesto de trabajo son leves, son producto de la desidia y la dejación del Gobierno».

  • 1

    ¿Cree que Canarias debería acoger a inmigrantes del buque ‘Aquarius’?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados