Pacientes en camillas en los pasillos del servicio de Urgencias del hospital Insular. / C7

El PP echa en cara al Gobierno canario su gestión sanitaria

El parlamentario canario Miguel Ángel Ponce recuerda que los canarios están entre los españoles más insatisfechos con la sanidad

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El portavoz parlamentario del PP en materia sanitaria, Miguel Ángel Ponce, ha afirmado este domingo que el hecho de que los canarios sean los españoles menos satisfechos con la sanidad, con un estado de carencias «nunca antes visto», echa por tierra «el autobombo del Gobierno de Canarias».

Miguel Ángel Ponce ha detallado en un comunicado que, según el informe de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, que evalúa los servicios sanitarios de las comunidades autónomas, Canarias es el segundo territorio con peor sanidad del país.

«El coronavirus ya no puede ser la excusa, ya que el virus ha estado presente en todo el país, no solo en Canarias», indica Ponce, para quien este informe expone una situación denunciada reiteradamente por el PP y pone de manifiesto que «a pesar de la propaganda del presidente Ángel Víctor Torres, estamos entre las cinco comunidades con menor presupuesto sanitario por habitante».

El diputado popular ha admitido que, aunque ha habido aumentos presupuestarios, «el déficit de gestión que caracteriza a este gobierno los ha hecho insuficientes para abordar los problemas detectados durante la pandemia y para recuperar la atención a los enfermos postergados durante la misma. No se trata solo de dinero, se trata de gestión también».

El problema de Atención Primaria

«Esta situación es especialmente evidente en la Atención Primaria que continúa con esperas intolerables, con recursos insuficientes, y con graves problemas que hacen muy difícil que pueda ser el eje vertebrador del sistema sanitario canario», señala Ponce.

Afirma también que «estando entre las tres comunidades con menor ratio de médicos de atención primaria de España, con menos de un facultativo por cada 1.000 habitantes, es imposible evitar el colapso del servicio y la fatiga de los profesionales».

Como consecuencia de ello muchos canarios se ven obligados a acudir a los servicios de urgencia hospitalarios donde esperar en una camilla de un pasillo es la normalidad, critica.

Para el diputado del PP, el presidente Torres y los responsables de la sanidad pública canaria «no pueden seguir dando la espalda» a las graves carencias de la sanidad, por lo que vuelve a ofrecer al gobierno el plan de rescate de la sanidad canaria elaborado por su formación.

Servicios saturados

La sanidad canaria sufre un colapso sociosanitario, un colapso de los servicios de urgencia a lo que se añade una sobreocupación de camas hospitalarias por la covid que aún no ha finalizado, aunque intenten «taparla», que hace que la accesibilidad al sistema sanitario y las listas de espera sigan desbocándose, y que se agravará con la llegada del verano y las vacaciones del personal si no se toman medidas como las que contiene el plan de rescate de la sanidad canaria del PP de Canarias, advierte.

La sanidad canaria, a su juicio, se encuentra en un estado nunca antes visto agravado por la pandemia, con listas de espera que no paran de crecer, con las urgencias colapsadas, con el personal sanitario saturado y desmotivado con enormes carencias de infraestructuras sociosanitarias, con la atención primaria «desbordada y, sobre todo, con una gestión, en general, deficiente que pese a las inversiones millonarias no logra mejorar la atención a los canarios».